La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana ha resuelto este lunes la concesión de ayudas por 26,7 millones de euros a unos 30.000 citricultores y ganaderos para paliar el impacto económico de la invasión de Ucrania en el sector.

La Generalitat ha publicado este lunes la resolución de las ayudas, que cubren una superficie citrícola por encima de las 93.000 hectáreas y que, además de citricultores, suman a más de un millar de ganaderos de los sectores avícola, cunícola, de bovino, ovino y caprino.

En un comunicado, han asegurado que la Comunitat Valenciana obtuvo la mayor dotación de esta línea de ayudas para las explotaciones de cítricos, con más de 24,1 millones de euros, fruto de la negociación y mediación del departamento de Mireia Mollà en la Conferencia Sectorial de Agricultura.

Desde la Conselleria de Agricultura han sostenido que la subvención de concesión directa «supone una reivindicación del sector en nuestro territorio y un reconocimiento a las dificultades que atraviesa con motivo de la sobreoferta, la competencia desleal y la escalada de los costes de producción».

Mollà ha señalado que «los cítricos son el único sector agrario que recibe estos fondos gracias al trabajo de presión para exponer y contrarrestar las causas que amenazan a la citricultura valenciana».

En el apartado ganadero, la concesión supera el millar de beneficiarios de las partidas (de 2,5 millones de euros en total) destinadas a las granjas de pollos, conejos, ovino, caprino y vacuno.

Cabe recordar que en cítricos, LA UNIÓ de Llauradors prevé un aforo de cosecha de cítricos de nuevo bajo y ligeramente superior a los 3 millones de toneladas, lo que sería ya la cuarta campaña consecutiva por debajo de la media de las últimas, debido a las inclemencias meteorológicas a finales del invierno y primavera de este año y el bajo aprovechamiento comercial debido a las plagas.