La bodega ribereña Dehesa de los Canónigos acaba de recibir el Certificado de Viticultura Ecológica para sus 60 Ha. de viñedo, reafirmando el compromiso de la Familia Sanz Cid con la calidad, la sostenibilidad ambiental y la preservación de los ecosistemas de la finca.

Aunque desde la fundación de la bodega hace más de 30 años siempre se ha realizado una viticultura respetuosa, hace tres años decidieron comenzar los trámites para la obtención del Certificado de Viticultura Ecológica para la totalidad su viñedo.

Dehesa de los Canónigos se ubica en un entorno óptimo para la práctica de cultivo ecológico, pues la finca dispone de un gran valor medioambiental: cuenta importante un pinar de 200 Ha. de pino piñonero, entre otras especies, con árboles de más de 140 años, repleto de fauna que contribuye el control natural de ciertas plagas. Esta masa forestal, además, ayuda a la reducción de la huella de carbono gracias al efecto sumidero – proceso mediante el cual las masas forestales absorben el dióxido de carbono.

Además, el clima de la Ribera del Duero, caracterizado por inviernos largos, veranos secos y calurosos, con una gran amplitud térmica, es un factor favorable para la producción ecológica.

De la misma manera, ha qye dstacar que Dehesa de los Canónigos está haciendo una fuerte apuesta por la puesta en valor del medio ambiente a través del enoturismo. En la actualidad, el visitante tiene la oportunidad de recorrer la senda G-14 entre el Monasterio de Valbuena (San Bernardo) y la propia bodega en bici eléctrica, para terminar con la visita ‘Camino a Solideo’.

Cabe recordar que La familia Sanz Cid, de la bodega de la D.O. Ribera del Duero Dehesa de los Canónigos, recibió este pasado mes de enero el premio 11 Magníficos a la Mejor Bodega de 2019 por la revista y guía especializada Vivir el Vino.