La fábrica azucarera de Toro (Zamora) iniciará este próximo martes, 15 de octubre, una campaña de recepción de remolacha que apunta a una buena temporada, con una media de 110 toneladas tipo por hectárea y 17 grados de polarización.

La empresa propietaria de la fábrica (Azucarera), con el objetivo de dar el mejor servicio a sus agricultores, pone en marcha desde esta campaña un servicio de arranque y transporte mediante el cual la remolacha estará el menor tiempo posible en el montón y las entregas en fábrica se harán sin esperas, según ha informado la factoría.

Para ello, se ha triplicado el espacio de almacenamiento de la Azucarera de Toro y existe además la posibilidad de que un técnico informe al agricultor sobre la fecha estimada de arranque de la parcela.

La empresa también ha subrayado que los remolacheros recibirán la primera liquidación el 10 de noviembre.

De este modo, además del precio base, los agricultores contarán con un anticipo del complemento del azúcar por todas las toneladas entregadas.

Asimismo Azucarera quiere agilizar cualquier tipo de consulta a los agricultores a través de su web, donde podrán ver sus entregas, revisar sus documentos de factura o comprobar la liquidación.

Junto a esta primera liquidación y el anticipo del complemento del azúcar, los agricultores comenzarán a percibir igualmente, a partir de la semana que viene, los primeros pagos procedentes de la PAC.

Se trata de la ayuda asociada a la remolacha que este año asciende a 606,47 euros por hectárea.

Sim embargo, cabe recordar que UPA ha alertado sobre el peligro de que desaparezcan las ayudas asociadas del Ministerio de Agricultura al cultivo de la remolacha si Azucarera sigue en sus trece de no negociar un nuevo AMI que dé estabilidad al sector a corto, medio y largo plazo.