La Asociación Española de Rehalas recurre la Ley de Caza de Aragón, tal y como ha anunciado su presidente Alfonso Aguado Puig en una nota de prensa.

En la misma señala que «como muestra de uno más de los despropósitos que estamos padeciendo los rehaleros cada vez que la Administración se pone a regular nuestra actividad, la Consejería de Medio Ambiente de Aragón al publicar su Plan de Caza 2016/2017 ha venido a ofrecernos otro ejemplo de desconocimiento del mundo cinegético al prohibir la caza en batidas y resaques, nada más y nada menos que con una de las razas mejor seleccionadas para la caza del jabalí. Hablamos del dogo argentino una raza que cuenta con magníficos criadores en Aragón, a los que se unen gran cantidad de rehalas que lo utilizan de apoyo para impedir que el jabalí cause daños al resto de los perros».

Analizada la Orden por la que se aprueba el Plan de Caza, por parte de la asesoría jurídica de la Asociación Española de Rehalas esta entidad considera que se encuentran «motivos suficientes para su impugnación, medida que, además, viene siendo demandada por un amplio sector de los rehaleros aragoneses a los que la Asociación va a prestar las herramientas necesarias para la defensa de sus legítimos intereses con un fin muy claro: nada más y nada menos que la Consejería recapacite y se les permita cazar con un perro que es de caza».