La Asociación de Bodegas por la Calidad, formada por Bodegas Martínez Lacuesta, La Rioja Alta, SA, Compañía Vinícola del Norte de España, Bodegas Muga, Compañía Bodeguera Valenciso, Bodegas Miguel Merino, Bodegas y Viñedos Gómez Cruzado, y Castillo de Cuzcurrita, defendió ante el Pleno del Consejo Regulador del pasado viernes su propuesta para recuperar la posibilidad de indicar en sus etiquetas el lugar en el que están establecidas tal y como venían haciendo, en algunos casos desde antes de la creación de la propia Denominación de Origen.

La Asociación de Bodegas por la Calidad, ABC, llevaba solicitando desde el año 2018 la modificación de la Normativa de los Requisitos Mínimos de Etiquetado para incluir esta facultad que les había sido vedada desde la aprobación en el 2017 de la figura de los vinos de municipio.

CRITICAN LAS «DURAS, INJUSTAS, INCIERTAS Y MALINTENCIONADAS AFIRMACIONES» REALIZADAS POR BFR Y PIDEN QUE SE RETRACTE PÚBLICAMENTE

ABC sostiene, y así lo han entendido la mayoría de las asociaciones participantes en el Pleno del Consejo Regulador y que han prestado su apoyo a la propuesta representando el 90,5% de los votos emitidos, que la redacción introducida en el normativa sobre etiquetado no permite que se produzca confusión alguna en ningún consumidor (y no solo en el consumidor medio o en el medianamente informado) pues las menciones a emplear, contrariamente a lo que malinforma la Asociación de Bodegas Familiares de Rioja (BFR), son inequívocas: “bodega establecida/fundada/ubicada en …” en nada tiene que ver con “vino de …”. Además tampoco es cierto que esta mención pueda figurar en el mismo tamaño que “Rioja” o que el vino de municipio.

Desde ABC se quiere manifestar el profundo pesar por las duras, injustas, inciertas y malintencionadas afirmaciones realizadas por BFR y por su Vicepresidente menospreciando el trabajo de muchas bodegas, del Consejo Regulador e incluso la historia de Rioja, y les insta a retractarse públicamente.

Asimismo ABC apela a BFR para que asuma la responsabilidad inherente a las asociaciones que participan en la política del sector, utilizando los medios organizativos disponibles y evitando en todo caso las vías sensacionalistas y las desinformaciones, que no solo provocan el enfrentamiento entre los operadores sino que hacen un daño irreparable y grave en la imagen, la seriedad y el prestigio de nuestra Denominación de Origen. Por el contrario, le invita a que continúe trabajando a través de los órganos establecidos para hacer una D.O. más rica y próspera tal y como han venido haciendo en el pasado.

Señala por último la Asociación de Bodegas por la Calidad que, al igual que hicieran en 2017, la figura de los vinos de municipio sigue contando con su apoyo (al igual que los Viñedos Singulares y los vinos de zona), pues sirven para ampliar la rica gama de productos de Rioja, pero en ningún caso para cambiar nuestra historia ni nuestra forma de entender el mundo del vino de calidad.