La producción de almendra mallorquina, un producto emblemático de Mallorca cuyo precio desciende desde hace cuatro años, cuenta a partir de ahora con la supervisión de un Consejo Regulador definitivo de la IGP Ametlla de Mallorca.

La constitución del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ametlla de Mallorca encargado de velar por el origen y calidad de este producto, quedó formalizada este viernes durante la reunión mantenida en la sede de Cooperatives Agraries de les Illes Balears, en Santa Maria.

Con la composición definitiva de este órgano se pone punto final a un proceso iniciado en 2014, cuando se aprobó el pliego de condiciones de la IGP Ametlla de Mallorca y se reguló la creación de un consejo.

Con la aparición en el mercado de las leches vegetales y el repunte del consumo de almendra, en 2012 el precio de este producto inició una recuperación al alza, y en consecuencia también aumentó la rentabilidad de las explotaciones, pese al serio revés que inflingió al campo mallorquín la plaga de la xylella fastidiosa combinada con una importante sequía, ha explicado a Efe, Xisca Parets, secretaria del Consejo Regulador.

Después de casi una década con un precio que osciló entre 3,80 euros y 2,2 euros por kilo, en 2013 el precio de la almendra en grano de Mallorca se situó en 2013 en 5,1 euros por kilo, y llegó en 2015 a los 7,4 euros kilo, el precio más alto desde 2006, según información de la Lonja de Reus.

En 2016 el precio de la almendra mallorquina en grano bajó hasta los 5,8 euros kilo, y esa tendencia descendente siguió hasta 2018, cuando su precio fue de 4,2 euros.

Antes de la aparición de la xylella, la superficie de cultivo de almendra en Baleares ascendía 24.763 hectáreas, mientras que en la actualidad se mantienen unas 16.000 hectáreas, según datos facilitados por Cooperativas Agroalimentarias Illes Balears.

Sin embargo a día de hoy, unicamente unas 2.500 hectáreas están incluidas en la IPG Ametlla de Mallorca.

La producción de almendra en grano en Baleares se estima que en 2019 ha sido de unas 1.000 toneladas, por debajo de la de 1.250 recogida en la campaña de 2018 y de la de 1.100 toneladas de 2017.

Alemania es el principal mercado exterior de la almendra mallorquina aunque la mayor parte se queda en la isla

Estas producciones están muy alejadas de las que se registraron en 2011 (1.975 toneladas), en 2012 (2.150 toneladas), y en 2013, año en el que se alcanzó el récord de 2.375 toneladas, para caer en picado al año siguiente hasta las 1.378 toneladas, de acuerdo a los datos oficiales.

El Consejo Regulador de la IPG Ametlla de Mallorca está integrado por representantes del Censo del Registro de Productores y Plantaciones, a sí como del Censo del Registro de Manipuladores y Almacenistas a granel.

Alemania es el principal mercado exterior de la almendra mallorquina, que tiene como principal competidora a la producida en Estados Unidos

La mayor parte de la almendra mallorquina se queda en la isla, donde se pone a la venta al público y se emplea para la elaboración de leche y turrones.

Actualmente, son 154 las explotaciones y seis las industrias y envasadoras inscritas en la IPG de la almendra mallorquina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here