Responsables de la Alianza COAG – UPA se reunieron con el Director General de Competitividad de la Industria Agroalimentaria para conocer los criterios y/o variables que se han tenido en cuenta a la hora de proceder a la estratificación en los distintos sectores, productor y elaborador, para las elecciones convocadas a vocales para el Consejo Regulador de la D.O. Toro.

Según se informó, ha sido un criterio técnico, la consideración de ½ UTA vitícola en la comarca (8,21 has), la que ha servido como dato inicial de corte a la hora de determinar los estratos en el sector productor. A partir de dicho dato, asignan tres vocales para todos los que estén por arriba de dicha superficie de referencia (en tres estratos diferentes), y 2 vocales para los que estén por debajo (en dos estratos diferentes), y en base a un número de hectáreas que represente el 20% del total de la D.O..

denuncia que el actual sistema no tiene en cuenta el número de viticultores que a cada estrato corresponde

La organización entiende, «y así lo manifestamos en la reunión, que en base a dicho criterio, que no tiene en cuenta el número de viticultores que a cada estrato corresponde, olvidan la variable de estructura social de la D.O. Toro, contraviniendo así el espíritu y la letra de la Ley de la Viña y el Vino de Castilla y León».

DO ToroEl criterio aplicado por la Dirección General supone, por ejemplo, que 14 productores que componen el estrato 1, con más de 41 has inscritas, tengan el mismo nivel de representación (un vocal), que los aproximadamente 600 productores con menos de 4,155 hectáreas inscritas. Y todo ello porque se basan en un criterio puramente productivo, ya que en ambos estratos se acumulan por separado, aproximadamente 1.000 hectáreas del total de las aproximadamente 5.500 inscritas, es decir el 20% del total.

«Además, con el agravante en este caso concreto, que los 14 productores de este estrato 1 son bodegas con viñedo inscrito, pero en las que prevalecerán sus intereses como elaborador-transformador, frente a su vertiente productora de uva».

Así mismo, el estrato 2 conformado por solamente 56 viticultores, de los que aproximadamente la mitad son bodegas productoras de uva, tienen el mismo nivel de representación que el estrato 3 o el estrato 4, en el que se concentran la mayor parte de los productores profesionales de la D.O., que tienen en el viñedo una actividad principal más de su explotación.

Sin embargo, incide La Alianza, en lo que respecta al sector elaborador –transformador, paradójicamente si que se considera el número de operadores de cada estrato (ponderándolo con una importancia del 25%), además de la variable comercialización (ponderándolo con una importancia del 75%).

rechazo a  los estratos y hasta la fecha de las elecciones, que afectará a la plena campaña de la vendimia

La Alianza COAG – UPA solicitó que, en base a dicho criterio, se subdivida el estrato 6 del sector elaborador – transformador (inicialmente con 5 operadores), en dos estratos, cada uno con 1 vocal, estableciéndose un estrato específico para las 2 bodegas de mayor volumen de comercialización en la D.O., porque acumuladamente estas dos sumarían más del porcentaje mínimo de corte del 20%.

Así mismo, desde la Alianza COAG – UPA se insistió en la necesidad de modificar las fechas de celebración de estas elecciones al C.R. D.O. Toro, porque la fecha prevista, 11 de septiembre, «no son las mejores para garantizar una amplia participación. Además, previa a inicio de campaña, en la que se acumula las labores de organización por parte de vocales salientes y personal del Consejo. La constitución del Consejo tendrá lugar en plena campaña de vendimia».

Es por todo ello que desde la Alianza COAG – UPA, en el caso de que desde la Dirección General no se atiendan nuestras demandas, estudiaremos la posibilidad de presentar un recurso contra la Orden de convocatoria, por entender contraviene, en la conformación de estratos, el artículo 30) 1) b) de la Ley 8/2005 de la Viña y el Vino de Castilla y León.