El número de parados en el sector de la agricultura descendió un 10,69% durante el primer trimestre, en comparación con el último trimestre de 2019, y la cifra queda en 164.300 desempleados.

Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) divulgados este martes, en la que detalla que 19.700 personas abandonaron la lista del paro durante este primer trimestre en el sector, respecto a los tres meses previos.

En comparativa interanual, el número de desempleados se reduce en 9.300 personas, lo que supone un descenso del 5,37%.

De acuerdo a los datos de la EPA, el sector de la agricultura registró 784.800 ocupados, un -1,15 % menos respecto a los tres meses previos y un 6,54 % inferior a la cifra del tercer trimestre del año anterior.

La estadística se traduce en 9.100 ocupados menos frente al trimestre anterior y 54.900 menos que hace un año.

Dadas las circunstancias excepcionales de las dos últimas semanas de ese trimestre, con la vigencia del estado de alarma debido al coronavirus, el INE detalla cómo afectó a los datos de la EPA en términos globales, sin especificar por sectores.

En cifras generales, la pandemia de la COVID-19 paralizó el trabajo de 562.900 personas afectadas por ERTE o por los paros de sus empresas y elevó a 285.600 los empleos destruidos en el primer trimestre del año, pese a haber afectado solo en las dos últimas semanas de marzo.

La ocupación se redujo en 285.600 personas en el primer trimestre del año, hasta los 19,6 millones de empleados en el mayor descenso desde 2013.

En cuanto al paro, el número de personas desempleadas se incrementó en 121.000 hasta los 3,31 millones, lo que eleva la tasa al 14,41 %, el mayor alza en un trimestre desde hace siete años.

El INE advierte de que la caída de la ocupación no incluye a los trabajadores afectados por un ERTE y apunta que 562.900 ocupados declararon «no haber podido trabajar» por paro parcial de su empresa o por haberse visto afectado por uno de estos expedientes.