El secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora, ha considerado una “gran noticia” la eliminación de los aranceles para la aceituna verde en Estados Unidos, aunque ha pedido que también se elimine para la aceituna negra.

En declaraciones a Efeagro, De Mora ha celebrado la suspensión durante cinco años de los aranceles de EEUU a productos andaluces como el aceite de oliva y la aceituna de mesa, pero ha recordado que estos aranceles han provocado pérdidas de unos 30 millones de euros para la aceituna negra, que, a día de hoy, mantiene los mismos aranceles.

Por eso, tras el pacto alcanzado entre la UE y EEUU en torno a las subvenciones a Airbus y Boeing, ha recordado que Asemesa “insiste en que tanto la UE como el Gobierno español incluyan también como nos prometieron el problema de la aceituna negra, de modo que ningún producto siga con aranceles”.

SE PRODUCE UN AGRAVIO COMPARATIVO SIN PRECEDENTES AL «CASTIGARSE» A ESTE PRODUCTO

Por su parte, la organización agraria Asaja Extremadura ha lamentado este miércoles que el acuerdo arancelario entre EEUU y la Unión Europea olvide a la aceituna negra, que seguirá sufriendo un alto impuesto aduanero del 35%.

En un comunicado, ha señalado que las «buenas noticias» para el sector agroalimentario que ha representado el acuerdo arancelario entre EEUU y la UE para los próximos cinco años se ve «empañado» por el gravamen para la aceituna negra, «un producto estratégico que se produce el norte de Extremadura».

De esta manera, a su juicio, se produce un agravio comparativo sin precedentes al «castigarse» a este producto e insiste en que es un “auténtico atropello” que la aceituna negra siga sufriendo sine die el castigo de un arancel adicional del 35 % desde el 1 de agosto de 2018, en un proceso distinto al resto de productos, según ha denunciado el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco.

En este caso, ha recordado que EEUU impuso este «injusto y abusivo arancel» al considerar que las ayudas que recibía la aceituna de mesa negra procedentes de la PAC eran ilegales y causaban daños al dicho sector de la zona californiana.