Tras varias semanas de subidas leves y no siempre generalizadas, para que con el inicio de la campaña y a pesar (o quizás por eso) del descenso de la producción, los precios medios de los cereales han logrado estabilizarse al alza en todas sus categorías en los mercados mayoristas durante la semana comprendida entre el 3 y el 7 de julio, según ha informado este lunes 10 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Esta tendencia ya se venía anunciado en las distintas Lonjas nacionales desde que comenzara el mes de julio. Por ejemplo, en Salamanca, pese a la humedad de las últimas lluvias, se dejó notar un incremento de los precios, mientras que en León se destacaba que parece que se ha roto positivamente la estabilidad de precios que se había observado en la anterior sesión y parece que se instala una tendencia alcista, unido a las noticias positivas en cuanto a precios en los mercados internacionales, a lo que se debe sumar una muy corta cosecha nacional están impulsando los precios.

También está influyendo las previsiones de esta primera semana de julio de la Organización Interprofesional de Cereales Panificables y Derivados (INCERHPAN), donde destacan que la cosecha de trigo blando en España sufrirá una fuerte reducción respecto a la producción de 2016 auqnue de mucha más calidad.

Con este panorama, las cotizaciones medias nacionales de los cereales fueron las siguientes: trigo blando, 188,12 euros/tonelada (+1,98 %); cebada, 171,06 euros/tonelada (+1,45 %); cebada de malta, 185,50 euros/tonelada (+1,78 %); trigo duro, 219,14 euros/tonelada (+3,30 %) y maíz, 184,64 euros/tonelada (+0,28 %).

Respecto a enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 11,21 %; los del maíz un 4,47 % y los de la cebada un 10,73 %; por el contrario, el trigo duro ha registrado una bajada (-1,14 %).