La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha enfriado las expectativas de agricultores y ganaderos al advertir este miércoles 3 de que «nunca» ha habido ayudas directas a los agricultores en casos de sequía y que la intención de las administraciones es facilitar que tengan la suficiente liquidez.

En este sentido, ha aclarado las palabras del presidente regional, Juan Vicente Herrera, cuando señaló el fin de semana que se estudiarán fórmulas financieras para que los agricultores y ganaderos puedan disponer de la liquidez necesaria, aunque éstas no pasarán por recibir ayudas directas.

A preguntas de los periodistas, Milagros Marcos ha reconocido que, aunque no existe una evaluación definitiva de los daños de la sequía, algunas zonas de Castilla y León, concretamente de Tierra de Campos, podrían estar entre las más afectadas de España.

Después de expresar su preocupación tanto por la sequía como por las heladas tardías, ha indicado que todavía no se conocen con precisión las pérdidas producidas por estos fenómenos.

La consejera ha lanzado el mensaje de que hay que tener aseguradas las cosechas «y más cuando es un negocio que depende de las inclemencias meteorológicas» y ha recordado que las administraciones aportan un 35 por ciento a los seguros agrarios con el objeto de que «estén aseguradas el máximo posible».