El SEPRONA investiga a tres personas por la sustracción de un potro. El pasado 11 de mayo de 2020, un vecino de Vilaboa (Pontevedra), presentó denuncia por la sustracción en una finca particular próxima a su vivienda de una cría de caballo recién nacida que se encontraba con la yegua aún en pleno período de lactancia.

Se inicia una investigación coordinada entre el Equipo de Investigación de la Compañía de la Guardia Civil de Pontevedra y el Equipo del SEPRONA de la Guardia Civil de Cangas.

Después de numerosas pesquisas, se tiene conocimiento que dos personas habían acudido a una fábrica de piensos de Pontevedra, donde se encontraba el potro en pleno período de lactancia, para comprar leche de yegua, lo que llevó a la identificación de los mismos,  así como de un tercero, relacionado con ellos, cada uno con un domicilio diferente, en Vilaboa, Marín y Pontevedra, y los tres relacionadas con el mundo de  los caballos.

La investigación realizada llevó a los agentes a personarse el pasado jueves, 14 de mayo, en el domicilio de uno de los investigados, en Vilaboa, llevando las gestiones practicadas al domicilio de otra de las investigadas en Salcedo, localidad de Pontevedra (resultando  ésta la hermana de uno de los autores con domicilio en Vilaboa).

Es en Salcedo donde se localiza al animal, que se encontraba oculto en el sótano de la vivienda dedicado a cuadra, al cual alimentaban con biberón. Por ello se investiga a las tres personas implicadas por un supuesto delito de hurto.

La preocupación principal era que el animal no estuviese bien alimentado al ser recién nacido y falleciese al estar en pleno período de lactancia, o que fuese empleado para consumo humano, ya que a uno de los investigados con domicilio en Marín le figuraba una infracción por maltrato animal.

La potra ya ha sido devuelta en buen estado a sus propietarios. Las diligencias serán entregadas en el Juzgado de Guardia de Cangas.

Una denuncia por malor tratos desvela la presencia de animales prohibidos en una explotación ganadera

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Compañía del Puerto de la Cruz, a solicitud del Ayuntamiento de La Orotava, ante un posible caso de abandono y maltrato animal y en colaboración con el veterinario titulado del Colegio de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife, realizaron inspección en una explotación ganadera del citado municipio.

En primer lugar observaron a varios equinos que no mostraban síntomas de abandono ni de maltrato animal, encontrándose en aparente buen estado de salud. No obstante, los mismos carecían de identificación individualizada, cartilla sanitaria y de los tratamientos veterinarios obligatorios, además de no disponer la explotación ganadera del correspondiente registro como tal, ni de programa de desinfección, desratización y desinsectación de las instalaciones.

Los agentes del SEPRONA también hallaron en la explotación varios pavos reales (pavo cristatus) y papagayos You-You (papagayo senegalus), los cuales carecían de la documentación obligatoria que ampare su legitima procedencia, ya que estos animales se encuentran incluidos en el Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), por lo que es necesario acreditar su tenencia y legitima procedencia, pudiendo incurrir de lo contrario en una infracción a la Ley 12/1995, de 12 de diciembre, de Represión del Contrabando.

Durante la inspección, los agentes también encuentran en la explotación cinco cerdos vietnamitas (Sus scrofa domesticus), un macho y cuatro hembras, estando estas especies catalogadas como exóticas invasoras para la región de Canarias y por ello prohibida su introducción, mantenimiento, cría, transporte, comercialización, utilización, intercambio, reproducción, cultivo o liberación en el medio natural.