La Guardia Civil investiga a seis personas pertenecientes a tres grupos organizados por el robo de una tonelada y media de aguacates en las comarcas de la Marina Alta y Baixa, en Alicante.

Los aguacates sustraídos, que eran de las variedades Hass y Lamb Hass, han provocado a los agricultores pérdidas de 6.000 euros, según informa la Guardia Civil, que inició una investigación al detectarse un incremento significativo de este tipo de delitos a finales del invierno y principios de la primavera.

Los robos se cometieron en distintas explotaciones agrícolas de las localidades de Callosa d’En Sarriá, Polop de la Marina y Ráfol de Almunia por parte de tres grupos organizados que operaban separadamente.

En Callosa d’en Sarriá, los investigadores localizaron a un grupo de personas que residía en esa localidad cuya actividad laboral estaba relacionada con el sector de la agricultura. Se aprovechaban de que conocían a la perfección las fincas, sus accesos y salidas, las fases de maduración del fruto y, especialmente, de que al ser conocidos por los empleados en el entorno, al transitar por las explotaciones, su presencia no levantaba sospechas entre sus compañeros.

A este primer grupo se le imputan dos delitos de robo con escalo, cometidos en la misma explotación, en los que sustrajeron unos 800 kilogramos de aguacates, valorados en 2.000 euros, que vendieron en el mercado negro.

En el caso de Polop de la Marina, las investigaciones se centraron en un hombre al que se le imputan dos delitos de hurto de 600 kilogramos de aguacates de la variedad Lamb Hass, valorados en 2.400 euros. Aprovechaba las horas en las que no había nadie trabajando en las explotaciones, seleccionaba las fincas más apartadas y, una vez allí, sustraía él sólo toda la cantidad de fruto que le era posible en cada ocasión.

Por último, en el municipio de Ráfol de Almunia, los investigadores siguieron la pista de un hombre y una mujer, que se dedicaban a la apicultura en lugares que se encontraban en las inmediaciones de explotaciones de aguacate y a los que se imputa el robo de 300 kilogramos de aguacates por valor de 1.600 euros.

En total han sido investigadas seis personas: en Callosa d’en Sarrià tres hombres de nacionalidad rumana de 22, 29 y 42 años a los que se les imputan dos delitos de robo con escalo; en Polop de la Marina un hombre de nacionalidad marroquí de 48 años al que se le imputan dos delitos de hurto, y en Ráfol de Almunia, un hombre de 54 y una mujer de 53, ambos de nacionalidad ucraniana, a los que se les imputa un delito de robo con fuerza.

Los Equipos ROCA de la Guardia Civil, de manera habitual, realizan inspecciones por las diferentes cooperativas agrícolas, así como entrevistas con los agricultores, durante la campaña de recogida del aguacate para comprobar in situ las posibles irregularidades en el desarrollo de los trabajos.

Fue durante una de esas inspecciones, cuando los agricultores les manifestaron que estaban sufriendo, de manera continuada, el robo de grandes cantidades de aguacates en sus fincas.

El pasado mes de abril de 2021, el Equipo ROCA de Calpe, en el marco de la Operación Acates, procedió a la detención de tres personas pertenecientes a uno de los grupos organizados dedicado a la sustracción de aguacates, y se investigó a otra persona, responsable de un restaurante, por receptar la mercancía sustraída.