Veterinarios, investigadores y ganaderos que participan en el proyecto PTIBOVIS analizan los primeros datos recogidos de vacas gestantes en diez explotaciones piloto y que tienen como objetivo optimizar la producción de vacas nodrizas.

El pasado otoño, tras el regreso de los rebaños de los puertos, se comenzaron los primeros controles exhaustivos en las ganaderías participantes, pertenecientes a las Asociaciones de Defensa Sanitaria (ADS) Bisaurín y Viejo Aragón, informa el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

En estas diez explotaciones piloto se realizaron diagnósticos de gestación mediante ecografía y un registro del estado de reservas corporales de los animales, además de una evaluación completa en relación a la sanidad y alimentación para poder planificar su manejo durante la invernada.

con estos primeros datos se puede valorar cuáles son las medidas a tomar en cada explotación para una mejor eficiencia productiva

Esta información de campo para para mejorar la producción de vacas nodrizas se recogió mediante una aplicación informática (ISAGRI) que permite gestionar desde un Smartphone los datos individuales relativos al manejo sanitario, reproductivo, alimenticio y de rendimientos de cada vaca.

Junto con los titulares de las explotaciones, la responsabilidad en la toma de dichos datos la sustentan los veterinarios representantes de las ADS beneficiarias, Bea Bello y Ana Alcolchel, de la ADS Bisaurin, y Víctor Ara de la ADS Viejo Oroel.

Como explica el técnico responsable de La Finca de “La Garcipollera” y coordinador del grupo, Javier Ferrer, una vez que se ensamblen estos primeros datos se podrán “empezar a valorar cuáles son las medidas a tomar en cada explotación para que redunde en una mejor eficiencia productiva de dichas explotaciones”.

Durante este invierno se han realizado muestreos de los alimentos disponibles en las explotaciones, para determinar su calidad y optimizar las raciones suministradas a los animales, valorando la necesidad de una suplementación ajustada a la disponibilidad y valor nutritivo de los forrajes disponibles en las ganaderías.

También se han valorado distintos protocolos vacunales para garantizar la protección de los rebaños frente a incidencias sanitarias frecuentes en la zona, como diarreas perinatales, así como diagnósticos de posibles patologías ligadas a la reproducción en estos sistemas.

OPTIBOVIS ha nacido tras la creación de un grupo de cooperación, compuesto por el CITA, la Comarca de La Jacetania y como beneficiarios, las dos Asociaciones de Defensa Sanitaria de vacuno de la comarca, Bisaurín y Viejo Aragón, con un censo total cercano a las 5.000 vacas nodrizas, más del 10 % de la cabaña aragonesa.

Los ganaderos participarán a través de sus respectivas ADS, con el apoyo técnico de sus servicios veterinarios, mientras que la Comarca de La Jacetania colabora facilitando la difusión del trabajo realizado. Por parte del CITA participan los investigadores Isabel Casasús y Albina Sanz como asesoras y Javier Ferrer como coordinador del proyecto.

Esta iniciativa para mejorar la producción de vacas nodrizas se está desarrollando entre 2019 y 2022 y cuenta con una subvención de 118.500 euros para este periodo procedente del apoyo a acciones de cooperación de agentes el sector agrario en el marco del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y por la Comunidad Autónoma de Aragón (en un 80 % y un 20 % respectivamente).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here