La Guardia Civil investiga en diligencias judiciales a un agricultor de Castellar, de 31 años, como presunto autor de tres delitos de hurto de más de cinco toneladas de aceituna. El presunto autor tenia dos contratos de arrendamiento de explotaciones olivareras ubicadas en los términos municipales de Castellar e Iznatoraf. Sin embargo, parece ser que disponía de poca cantidad de fruto, por lo que presuntamente aprovechaba para recolectar en otras relativamente cercanas y venderlas poseriormene como suyas, incluida una cooperativa ubicada en Jaén.

Según explica la Guardia Civil, amparaba el transporte y la entrega con las Guías-Concuce obtenidas para las fincas de las que era arrendatario.

En ocasiones, según indica la Guardia Civil, sustraía la aceituna hecha montones antes de la llegada de los legítimos propietarios. Una vez sustraída, la trasladaba hasta los puntos de compra de aceituna situados en las localidades de Santisteban del Puerto y Castellar, así como en una cooperativa ubicada en la localidad de Sorihuela de Guadalimar (Jaén) donde la vendía como si esta aceituna hubiese sido recolectada en las fincas de las que sí poseía autorización para su recolección.

En la investigación, la Guardia Civil destaca que ha sido «imprescindible» la colaboración de los agricultores de la zona para poder cerrar la investigación y descubrir al presunto ladrón de estas más de cinco toneladas de aceituna.

Rescatado un ejemplar adulto de gavilán común

Pero no todas las actuaciones de la Guardia Civil se deben a malas noticias.

Efectivos de este Cuerpo de Aguas Nuevas han recuperado un ejemplar adulto de gavilán común, localizado por unos ciclistas cuando transitaban por una finca ubicada en el término municipal de la localidad albacetense de Peñas de San Pedro.

Cuando fue localizada, la rapaz presentaba lesiones que le impedían levantar el vuelo, por lo que, por personal del Seprona, se realizan gestiones para determinar cuál fue la causa de las mismas, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.