La Guardia Civil ha abierto diligencias como investigados a seis personas y le ha incautado más de nueve toneladas de aceituna robada, que intentaban pasar como de procedencia lícita mediante la falsificación de la guía de transporte obligatoria.

La operación se llevó a cabo en el término municipal de Adamuz (Córdoba), donde el instituto armado había detectado, además de en Montoro, numerosas entregas de pequeñas cantidades, realizadas principalmente por personas de nacionalidad extrajera en varios puestos de compra de aceituna, donde en muchos casos los documentos de acompañamiento se encontraban incompletos o mal confeccionados.

Según ha informado este viernes la Guardia Civil, en una de las verificaciones se interceptó a tres vehículos que circulaban juntos, cargados de aceituna y ocupados por personas de nacionalidad extranjera.

Tras comprobarse el documento de acompañamiento al transporte, se observó que la aceituna provenía supuestamente de una finca del término municipal de Écija (Sevilla), cuya rebusca habría sido autorizada por su propietario, lo que este negó cuando fue contacto por los agentes, incluso rechazando que la firma que aparecía fuese la suya.

Como consecuencia de ello, la Guardia Civil abrió diligencias como investigados a los seis ocupantes de los vehículos, de entre 25 y 32 años, la mayoría de ellos con antecedentes policiales, a los que se les implica en los delitos de apropiación indebida y falsedad documental.

Además, se le intervino esas nueve toneladas de aceituna robada que transportaban en los tres vehículos.

Asimismo, esta misma semana, con una autorización falsa de un agricultor de rebusca en su finca de olivar, un grupo de extranjeros llevó hasta una tonelada de aceitunas en sacos a dos puntos de compra de Montoro y Adamuz el pasado mes de abril. Pero no llegaron muy lejos porque un equipo de la unidad ‘Roca’ de la Guardia Civil, especializado en evitar los robos en el campo destapó el engaño. Los documentos firmados con los datos personales de agricultores que supuestamente autorizaban la rebusca de aceituna en sus fincas eran falsos. El agricultor no sabía nada de ellos.

La operación se saldó con seis detenidos y dieciséis investigados por la compra venta de aceituna robada. Este hecho ocurrido en los primeros meses de 2021 y que se ha repetido en distintos puntos de la provincia es sólo una muestra. Robos de colmenas, de naranjas, de toneladas de piñas robadas de Villaviciosa y transportada hasta Huelva para su venta o robo de maquinaria agrícola son las operaciones del día a día de estos 20 agentes de 5 equipos especializados Roca en Córdoba.

(Fotos: Archivo)