La Unión de Campesinos de Castilla y León ha pedido que, mientras dure el estado de alarma en España y el riesgo de contagio entre ganaderos y veterinarios en el desarrollo de los saneamientos sea elevado, las actuaciones relacionadas con las campañas de saneamiento deben mantenerse suspendidas, excepto las relacionadas con peticiones de parte previas al movimiento de ganado y/o exportación y aquellas pruebas encaminadas a la recuperación de la calificación sanitaria o a la finalización de las actuaciones sanitarias que a fecha de hoy estuvieran incompletas, atendiendo a la comunicación que la Dirección General de Producción Agropecuaria de Castilla y León hizo el pasado 16 de marzo.

En este sentido “vemos más que razonable que en la situación actual se mantenga suspendidas las pruebas diagnósticas de las explotaciones ganaderas antes de su movimiento a pastos comunales o código de pastos”, apunta UCCL, “y estas se realicen una vez que los animales vuelvan a su código principal, ya que hay tiempo suficiente para ello durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre”, añade la organización.

ni ganaderos ni veterinarios de las campañas de saneamiento pueden garantizar que se mantienen unas condiciones sanitarias de protección y bioseguridad

Los ganaderos no pueden demorar los movimientos a pastos, puesto que en un año lluvioso como este, se hace más necesario aun, realizar un aprovechamiento sostenible a diente de las praderas, prados y/o montes, ayudando a mitigar los graves daños económicos que el COVID-19 está ocasionando en las explotaciones ganaderas, así como a prevenir los incendios en las épocas estivales.

Actualmente, ni los ganaderos ni veterinarios que participan en las campañas de saneamiento ganadero, pueden garantizar que se mantienen unas condiciones sanitarias de protección y bioseguridad adecuadas para evitar la propagación o contagio por el COVID-19. Igualmente los ganaderos se encuentran la negativa de ganaderos vecinos para ayudarles a estas tareas de saneamiento por miedo e contagio, con el agravante de que muchos de ellos conviven con personas de edad avanzada.

Por todos es conocido el difícil escenario en que nos encontramos en este momento a consecuencia de la actual situación epidemiológica causada por el COVID-19, que ha modificado por completo nuestros hábitos de vida y nuestra forma de actuar.

La Unión de Campesinos de Castilla y León pone en valor los esfuerzos que se están llevando a cabo por todos los eslabones, de cara a evitar la expansión del coronavirus, «pero para nosotros es fundamental continuar reduciendo al máximo, cualquier situación que pueda suponer un riesgo de contagio de la enfermedad».

Por esto, UCCL entiende que «en el momento actual, todos los esfuerzos deben estar encaminados a abordar la difícil situación por el que fue declarado el estado de alarma y debemos atender a las necesidades de personal, centros y/o establecimientos para afrontar la propagación y el diagnóstico del Covid-19 de la mejor manera posible».