El eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas ha pedido medidas inmediatas a la Comisión Europea ante la aparición de una partida de granadas procedentes de Marruecos infectadas con falsa polilla’, así como una investigación del alcance de la plaga y que las autoridades marroquíes asuman responsabilidades. 

Cañas se ha dirigido a la Comisión ante la preocupación de varias organizaciones agrarias en España por la interceptación de un cargamento de granadas de Marruecos afectadas por la falsa polilla (thaumatotibia leucotreta), cuando el país vecino estaba considerado libre de esta enfermedad.

La propagación de esta plaga en Europa puede ser muy grave y reducir una media del 26% la producción de cítricos, con un especial riesgo para España. 

ADVIERTE DE QUE HAY UN RIESGO ELEVADO DE INTRODUCCIÓN Y PROPAGACIÓN DE LA PLAGA POR TODA EUROPA

 «Teniendo en cuenta las numerosas exportaciones hortofrutícolas que Marruecos envía a la UE, sobre todo a través de España, hay un riesgo elevado de introducción y propagación de la plaga por toda Europa. En la UE, provocaría unas mermas medias del 26% de la producción citrícola, además de causar graves daños en otras producciones agrícolas», ha advertido el eurodiputado, que es portavoz en la comisión de Comercio Internacional. 

Cañas exigió ya el año pasado la imposición del transporte en frío (entre –1 y 0 grados) para quien quiera exportar cítricos a la UE como una medida preventiva. La Comisión aceptó reformar el reglamento para introducir este requisito especial de importación, con acuerdo de una mayoría de Estados, y le aseguró al eurodiputado que así se lograba «el nivel adecuado de protección» contra la ‘falsa polilla’, según explicó en una respuesta parlamentaria. 

La detección sin embargo de esta plaga en la partida de granadas ha hecho saltar todas las alarmas, especialmente en los productores españoles, porque nuestro país es puerta de entrada de importaciones marroquíes y la ‘falsa polilla’ podría encontrarse en otros productos. 

 «Teniendo en cuenta el gravísimo riesgo fitosanitario que supone esta plaga, ¿abrirá de inmediato la Comisión una investigación con el objetivo de comprobar el alcance real de la amenaza? En caso de que se confirme la presencia de la «falsa polilla» en Marruecos, ¿pedirá la Comisión responsabilidades al gobierno marroquí por no haberlo notificado ni tomado ninguna actuación preventiva?», ha planteado Jordi Cañas.