La Alianza UPA-COAG ha reclamado al nuevo Gobierno regional que apueste decididamente por la Biorrefinería de Barcial del Barco (Zamora), puesto que su puesta en marcha generaría empleo, fijaría población en esta zona de la región  y sería un impulso económico para el sector de laremolacha y el cereal.

La organización agraria lleva reclamando desde hace tiempo, junto a otras organizaciones, que todas las administraciones respalden y apoyen esta instalación industrial vinculada directamente a la agricultura, ya que puede suponer un empuje económico no solo para este municipio sino para el conjunto de agricultores y ganaderos de la región.

El principal objetivo es que se materialice el proyecto que consiste en la creación de una planta de etanol y piensos, y que utilizaría remolacha y también cereal como materia prima, con los beneficios que ello generaría entre agricultores, ganaderos, y sociedad rural. Además en el documento original firmado entre los promotores y la Alianza UPA-COAG quedaría garantizado un precio para la remolacha de 42 euros/tonelada sin contar con las preceptivas ayudas al cultivo.

En este sentido, la Alianza UPA-COAG considera que la Biorrefinería podría ser una apuesta estratégica e importante para el desarrollo económico de esta región.

Por este motivo, pedimos compromiso y responsabilidad al nuevo Gobierno regional presidido por Alfonso Fernández Mañueco para que se siente tantas veces haga falta con los  promotores de la biorrefinería multifuncional de Barcial del Barco y busquen conjuntamente respuestas ágiles a los inconvenientes que surjan en su puesta en marcha.

A favor de un modelo social agrario consideramos clave que en Castilla y León se impulsen proyectos industriales y empresariales que permitan el mantenimiento estable de explotaciones agrícolas y  ganaderas fijando con ello población en el medio rural, y generando valor añadido en zonas especialmente afectadas por el despoblamiento.

Muestra del compromiso de la organización es el acuerdo marco interprofesional que firmó la Alianza UPA-COAG  y Magdala el 20 de septiembre de 2013, donde se recogía por primera vez todas las características del proyecto y se daba garantías a los agricultores pero también a los sectores en los que se crearían puestos de trabajo indirectos.

Por este motivo, la Alianza UPA-COAG pide a todas las partes, incluidas administraciones, el máximo compromiso y responsabilidad para alcanzar los acuerdos necesarios a fin de que a corto plazo Castilla y León cuente con esta biorrefinería en la provincia de Zamora que genere actividad económica y puestos de trabajo  en el medio rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here