La cooperativa Valle de Odieta, promotora de la macrogranja de vacuno de leche que se quiere construir en Noviercas (Soria), ha negado que la norma que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha sacado a consulta pública sobre la ordenación de granjas de bovinos les afecte, ya que su posible aprobación llegaría tarde porque ya está tramitando el proyecto en base a la normativa en vigor actualmente.

En declaraciones a Efeagro, fuentes de la cooperativa se han remitido a la disposición transitoria primera del borrador en la que se detalla que los expedientes correspondientes a la autorización de explotaciones en fase de tramitación sobre los que no haya recaído resolución en firme en vía administrativa se resolverán conforme a la normativa en vigor en el momento de presentación de la solicitud.

Las mismas fuentes han detallado que Valle de Odieta presentó su proyecto hace «cuatro años» por lo que la normativa, tal cual está ahora redactada en consulta pública, no les afecta y por ello no presentarán alegaciones.

La organización ecologista Greenpeace, sin embargo, había valorado la «valentía» del Departamento de Planas al entender que el proyecto de real decreto estaba redactado de tal forma que «no tendría cabida» la macrogranja de Noviercas.

Según el texto dado a conocer este jueves por el propio ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se establece un techo para las explotaciones de ganado bovino de 850 unidades, es decir, 725 vacas de ordeño y las recrías.

En el caso de los cebaderos de vacas se fija un tope de 1.400 cabezas.

La intención del Ministerio es que una vez que los interesados aporten las correspondientes alegaciones se pueda presentar el texto antes de fin de año para su aprobación en el Consejo de Ministros, aunque todo hace indicar que solo afectará a futuros proyectos de macrogranjas, no a los que ya están en marcha como la prevista en Noviercas.