El Comité Económico y Social (CES) de la Comunitat Valenciana ha advertido a la Generalitat que se ha «olvidado» de las palabras «rural» y «guardería rural» en el anteproyecto de Ley de Coordinación de  la Policía Local.

Así consta en el dictamen elaborado por el CES al anteproyecto de ley, en el que se advierte de que este texto «debería reconocer los problemas de la falta de protección y seguridad de las zonas rurales y destinar los recursos humanos y económicos necesarios».

Al respecto, el CES indica que «en los últimos años, el campo valenciano ha experimentado un aumento del número de delitos extremadamente preocupante por las repercusiones sociales y económicas que traen consigo».

«Si bien históricamente los robos en el campo han sido habituales, en los últimos años, éstos más que aumentar han sufrido un cambio cualitativo. Si antes estos actos tenían lugar sobre producciones agrarias, en estos momentos van dirigidos hacia otros elementos como maquinaría, pozos de riego, utensilios, herraje o animales».

Esta nueva situación, en opinión del CES, viene dada «por una parte, por los precios tan bajos de los productos agrarios que hace que ya no sea rentable su robo para una posterior venta y por otra, a la desprotección innata del medio rural».

«Los robos en el campo no se deben sólo a esa desprotección innata del medio rural, sino al hecho de que se le da una menor importancia y se hace un menor caso desde los poderes públicos que deben velar por la seguridad de todos los ciudadanos, bien estén en las zonas urbanas bien en las rurales», concluye el CES en su dictamen.