Tal y como venía adelantado mes a mes Infaoliva, y a la vista de los datos de la Agencia de Información y Control Alimentaria (AICA) del mes de marzo, desde la asociación se reconoce que «vamos a tener una cosecha más corta de lo esperado», según se indica en una nota desde Infaoliva. Las producciones totales hasta marzo han sido de 1.270.131 toneladas, de las más bajas de los últimos tiempos.

Marzo ha sido un mes de muy poca actividad, ya que el buen tiempo ha hecho que durante enero y febrero se acaben de recoger cosechas, lo que ha dado un resultado de producción de solo 35.730 toneladas de aceite producido en las almazaras

Por otro lado, las importaciones de aceite acumuladas son de 22.101 toneladas, lo que «sigue siendo lógico porque sabíamos que no había aceite en el resto de países productores», señalan desde Infaoliva.

El agricultor está en un momento de indecisión en cuando a ventas a la espera de que pueda haber más subidas

Ha salido 130.306 toneladas este mes, lo cual indica el buen momento en que nos encontramos tanto a nivel nacional como a nivel de exportaciones, con un producto cada vez más demandado y consolidando mercados.

Dichos datos reflejan el aceite que hay disponible en las almazaras con un total de 666.584 toneladas, lo que indica la poca actividad del mercado, ya que el agricultor está en un momento de indecisión en cuando a ventas.

Los envasadores tienen unas existencias, de las mayores que conocemos, 195.614 toneladas (165.086 toneladas a granel y 30.524 envasado) , lo que hace igualmente ver las perspectivas de atender clientes, tanto nacionales como internacionales y en previsión de que podamos repetir otra cosecha corta. En el PCO hay almacenadas 31.480 toneladas

En cuanto a Orujo de Oliva desde Infaoliva se destacan unas existencia a esta fecha de 33.254 toneladas (31.317 a granel y 1.937 envasado). Con todos estos datos tenemos unas existencias de 892.000 toneladas para los 6 meses que restan hasta el inicio de la próxima campaña.

No obtante Infaoliva consiera que cabe resaltar que la no disponibilidad de aceite en el resto de países productores hace que suba este producto, así como la buena imagen exterior que tiene, fruto de las intensas campañas que se realizan.