La Federación de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) lamenta la sentencia del Tribunal Constitucional porque «deja desmantelada una parte de la AICA», que no podrá hacer «los controles de veracidad de los datos que le aportan almazaras, envasadores u orujeras», por ejemplo.

El pasado sábado, el BOE publicó la sentencia 66/2017 de 25 de mayo del 2017 tras el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la Generalitat de Cataluña contra determinados artículos de la ley 12/2013 de 2 de agosto de la Ley de la Cadena Alimentaria.

La sentencia declara nulas las letras b, c y e del apartado sexto de la disposición adicional primera de la citada ley de cadena alimentaria, que a juicio de la Generalitat invadían competencias autonómicas, aunque considera constitucional el resto.

Infaoliva pide al Ministerio acuerdos con las CCAA con el fin «de poder seguir llevando y comprobando dichos datos»

Para Infaoliva, la AICA ha sido hasta la fecha «un mecanismo para toda la cadena alimentaria, desde agricultores, transformadores, envasadores y exportadores, así como todo el comercio del aceite de oliva tenía y en cuyos datos se confiaba plenamente».

En virtud de la sentencia del Constitucional -ha añadido esta Federación- la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) puede seguir haciendo la gestión de las declaraciones y el mantenimiento del sistema de información y la verificación de la veracidad de los datos de la declaración sobre el aceite de oliva.

Pero, por el contrario, «no podrá hacer los controles para su comprobación, dado que la competencia de inspecciones y sanciones está transferida a las comunidades autónomas», ha detallado.

En este contexto, Infaoliva ha instado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) a llegar a acuerdos con las comunidades autónomas con el fin «de poder seguir llevando y comprobando dichos datos».

Es decir, «para dar fiabilidad a los datos que nos proporcionan al sector como una herramienta más de nuestra gestión diaria», ha añadido.

«Desde Infaoliva confiamos en que dicha solución llegue lo antes posible y volvamos a tener la confianza que hasta la fecha hemos tenido en los datos que proporcionaba la AICA», ha insistido.