La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) denuncia “prácticas abusivas y especulativas” de determinadas industrias lácteas que, utilizando como excusa la crisis sanitaria por el coronavirus, han anunciado brutales bajadas de precios a los productores/as de leche de cabra, con descensos de hasta el 40% de cara al nuevo trimestre y con determinados operadores que han llegado a amenazar con la no recogida de la leche a los cabreros.

“En un escenario de oferta contenida en el campo y demanda al alza de productos lácteos en los hogares, resulta totalmente injustificada una reducción de los precios a los cabreros cercana al 40%, que sitúa las cotizaciones de la leche de cabra en origen por debajo de los costes de producción. Hablamos de pasar de un precio en origen en enero de 2020 de 0,82€/l a una horquilla entre 0,66 y 0,51€/, según aparece en las propuestas de contratos que nos acaban de pasar a los cabreros. Una verdadera locura cuando los costes de producción medios están en 0,70€/l”, ha subrayado Antonio Rodríguez, responsable del sector ovino-caprino de leche de COAG.

Los fundamentos del mercado no justifican esta reducción de precios

La demanda de leche y productos lácteos en hogares creció notablemente en los primeros días de confinamiento de la población, para después estabilizarse, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En la semana 11 de 2020 (del 9 al 15 de marzo) la demanda de estos productos fue un 49,9% superior a la demanda en la misma semana del año 2019 por el acopio de producto en previsión del anuncio de confinamiento en los hogares. Y en la semana 12 (del 16 al 22 de marzo), esta variación respecto a la misma semana del año anterior fue del 0%; es decir, se compró el mismo volumen de leche y productos lácteos que en la misma semana de 2019.

A pesar de que parte de la producción estatal de producto lácteo se distribuye a través del canal HORECA (sobre todo en el caso de los quesos), el aumento y mantenimiento de la demanda en los hogares de otro tipo de productos lácteos no justifica el anuncio de significativas bajadas de precio a los ganaderos/as por parte de algunas industrias o, incluso, el abandono de recogidas. “Por otro lado, es justo reconocer el compromiso y la lealtad de aquellas industrias que sí están manteniendo precios justos al ganadero, sin escudarse en la crisis generada por el COVID19 para hacer negocio”, ha puntualizado Antonio Rodríguez.

Este es un momento en el que se renuevan gran cantidad de contratos en el sector y en el que se produce un pico estacional de producción de leche en todas las especies (vaca, oveja y cabra). Sin embargo, los datos oficiales señalan que este pico de producción, en el caso de la leche de cabra, no justifica la alerta de sobreproducción generada por ciertas industrias: en enero de 2020 (último dato publicado por el FEGA) sólo se produjo un 0’6% más leche que en el mismo mes del año anterior. “Hace apenas unos meses, esas mismas industrias nos pedían un mayor aumento de la producción porque no contaban con producción suficiente para abastecer a sus clientes”, ha desvelado el responsable del caprino de leche de COAG.

Graves Incumplimientos de la normativa vigente

Si se cumplen las rebajas anunciadas, COAG denunciará ante la AICA los incumplimientos de la Ley de mejora de la cadena alimentaria y hará público el nombre de las industrias que están llevando a cabo este tipo de prácticas comerciales abusivas y especulativas.

Tras las movilizaciones del sector en los meses de enero y febrero el MAPA publicó modificaciones en la ley de cadena que, entre otras cuestiones, obligan a que los contratos entre productores/as e industrias reflejen un precio de venta del producto que cubra los costes de producción.

Los anuncios de bajadas de precio para la leche a los cabreros por parte de algunas empresas incumplen flagrantemente la reciente modificación de la ley de cadena alimentaria (que obliga a que el precio de venta del producto no pueda ser inferior al coste de producción), algo que, “además de sancionable, es inaceptable en el contexto de crisis y llamada a la unidad de esfuerzos que impera en este momento en la sociedad española”, ha puntualizado Rodríguez.

Desde COAG esperan lealtad por parte de la industria y la distribución en su conjunto. El sector caprino de leche es consciente de la situación de crisis existente y está trabajando en un ajuste de la oferta pero llama a la responsabilidad del resto de actores de la cadena y a que apuesten por el sector productor nacional en un momento en el que todos los eslabones de la cadena deben  seguir comprometidos con el abastecimiento de productos lácteos de la máxima calidad a la sociedad. Este compromiso debe traducirse en la recogida de toda la leche que se produce en España a los cabreros, el estricto cumplimiento de la normativa y la puesta en valor del producto de proximidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here