Las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA Asturias, COAG Asturias y UCA, han solicitado una reunión urgente al presidente del Principado, Adrian Barbón, el pasado 18 de noviembre para trasladar la delicada situación que atraviesa el sector en nuestra región, los elevados costes de producción a los que se enfrentan y los bajos precios que reciben por sus productos.

ASAJA Asturias, COAG Asturias y UCA, consideran que la falta de rentabilidad de las explotaciones ganaderas está poniendo en peligro la supervivencia de los agricultores y ganaderos y del propio medio rural asturiano y opinan que es necesario poner encima de la mesa medidas fiscales, económicas y políticas para proteger al sector agrícola y ganadero de nuestra región. Una actividad cuyo futuro, aseguran, está en peligro por la escasa e incluso nula rentabilidad que obtienen los productores.

ASAJA Asturias, COAG Asturias y UCA, lamentan que el Presidente Barbón aún no haya respondido a la petición de reunión, planteada para buscar soluciones que frenen la sangría de cierres de explotaciones que se están produciendo día a día en nuestra región. Como ejemplo señalar que en el mes de octubre han abandonado la actividad 35 ganaderos de leche en Asturias, más de un cierre al día.

El campo asturiano lanza un “SOS rural” para poner en marcha un plan que salve al sector primario y, con él, a la principal actividad económica de los pueblos.

ASTURIAS GANADERA RECLAMA UNA REUNIÓN CON EL PRESIDENTE

Por su parte, desde Asturias Ganadera han solicitada una reunión urgente con el Presidente del Gobierno Regional, Adrian Barbón, para tratar asuntos de máxima importancia para el campo asturiano que no pueden esperar más, como prueba la desesperación de la gente que acudió a nuestra convocatoria el pasado día dos.

Asimismo, claran que «o aceptamos otros interlocutores sin la presencia del propio Presidente. Necesitamos la confirmación directa de algunas medidas imprescindibles que puedan revertir algunos de los problemas básicos del sector agrario asturiano, así como trasladar algunas de las exigencias que nos transmite el mundo rural».

De igual forma, critican que «el consejero de Agroganadería no nos recibió en persona durante estos últimos dos años, mientras que a la disidencia controlada que suponen los sindicatos convencionales la recibió en más de veintitrés ocasiones. La disculpa de que los sindicatos agrarios deslegitimados son los representantes del sector quedó apabullantemente destruida el pasado día dos. Entendemos que tendrá una agenda tan complicada como muchos ganaderos, pero estamos dispuestos a reunirnos con usted desde las 0:00 h a las 24:00 h de cualquier día de la semana. Asturias lo necesita».