Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante ha califica de «insultante» la orden por la que se aprueban las bases reguladoras de las las indemnizaciones para la erradicación y control de la bacteria de la Xylella Fastidiosa que la Conselleria de Agricultura ha publicado este viernes 16 en el DOCGV., al considerar que no cubren ni la mitad del daño sufrido.

Desde la organización agraria consideran que estas ayudas «llegan tarde y mal y no entendemos la demora que han sufrido, puesto que la Xylella se detectó en Alicante en junio del 2017 y a principios de julio ya habían arrancado y triturado la primera parcela afectada en la localidad de Gualadest».

Lamentan que el plan no incluya un plan de replantación y que dejen sin producción casi doce años a las zonas arrasadas

Asimismo, esta orden les parece «un cúmulo de despropósitos puesto que, en primer lugar, las indemnizaciones son irrisoriamente bajas». Por ejemplo, establece 6.192 euros por hectárea para árbol en plantación de secano (almendro) y 28 euros para árbol aislado de secano con edad comprendida entre 3 y 28 años, cuantías que no cubren ni la mitad del daño global que provoca el plan de erradicación que está llevando a cabo Conselleria.

En segundo lugar, critican que el documento ni siquiera contempla un plan de replantación que ayude a suplir estas indemnizaciones tan deficientes. “La única forma de subsanar, compensar y reponer medianamente esta situación es que se subvencione al agricultor el poner un árbol nuevo con una variedad de almendra resistente a la bacteria y que se reduzca el plan de replantación de cinco a dos años, repoblándose las zonas arrasadas con variedades tolerantes a la plaga con el objetivo de minimizar el impacto económico y social de la erradicación”, afirma el representante de la Plataforma de Afectados de la Xylella en Alicante (AXFA) Adolfo Ribes.

En tercer lugar, entienden que «no hay nada más justificado que pagar el lucro cesante en este asunto porque las medidas de control y erradicación que se están llevando a cabo implican que después de que trituren la parcela afectada, durante los cinco años siguientes no se puede plantar nada en ese terreno». Además, un almendro tarda unos 7 años en volver a dar una producción similar a la de antes del arranque, por lo que estimamos 12 años con ingresos cero para ese cultivo.

“Otro de los elementos principales que falla en esta orden es que no se contemple el valor de la pérdida de los ingresos provocado por las medidas ordenadas de erradicación, algo que va a generar un agravio que en ningún caso se está compensando. Además, resulta incongruente que a los productores y comercializadores de plantas de vivero se les vaya a pagar por la destrucción, el valor de los vegetales y el valor por la pérdida de ingresos provocadas por las medidas ordenadas como consecuencia de la detección del organismo nocivo, y al agricultor solo por la destrucción del material vegetal y por el valor de las plantaciones”, lamenta el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

Por último, desde ASAJA Alicante y la Plataforma de Afectados Xylella Fastidiosa Alicante (AXFA), no entendemos por qué si “supuestamente la plaga solo está afectando al almendro, la orden contempla indemnizaciones para otros cultivos como cítricos, frutales, viñedo, viñedo de mesa, olivo… cuando las cuantías podrían haberse centralizo en el almendro y haber estado más acorde con las pérdidas reales de los productores».