La presidenta de la Confederación de Mujeres del Medio Rural (Ceres), Inmaculada Idáñez, ha asegurado que conseguir que una mujer sea titular de una explotación agraria «cuesta trabajo» porque «muchas veces» es «difícil hacerlo ver» a la familia, ya que sigue imperando una imagen de «sociedad patriarcal».

En declaraciones a Efeagro, Idáñez ha indicado que las explotaciones «casi siempre» están a nombre del varón y que hay que hacer «esfuerzos» para que «tu pareja entienda que no pedimos nada del otro mundo: sólo nuestros derechos».

titularidad compartida: «Son muchos requisitos y hay mucha desinformación en la Administración»

A ello, suma la «escasa» aplicación de la Ley de titularidad compartida. Según Idáñez, existe el apoyo de las instituciones a esa normativa, pero falta formación entre los funcionarios de la Administración para facilitar su desarrollo.

MUJER AGRARIA efe«Son muchos requisitos y hay mucha desinformación en la Administración y, por tanto, nos tropezamos con eso» para la efectiva aplicación de la ley, ha asegurado.

Por otro lado, ha pedido al futuro Gobierno de España que «no eche en el olvido» a la mujer rural, al entorno rural, ni al sector primero, porque son «muy importantes» para el futuro del país.

El próximo Ejecutivo «nos tiene que tener en cuenta» para que la «vida en los pueblos y la agricultura pueda seguir hacia adelante», ha afirmado.

A su juicio, la sociedad «no puede avanzar si hay un elevado porcentaje de mujeres que no aparecen en ningún sitio y no tienen los derechos que les corresponden».