ICPOR, compañía que desde 2012 está especializada en integración porcina de cerdo blanco e ibérico, ha obtenido el certificado de Bienestar Animal y Bioseguridad (Interporc Animal Welfare Spain) con la máxima calificación posible: excelente. La obtención de este certificado está en línea con su compromiso de contribuir a la modernización del sector porcino en España, con su compromiso con las mejores prácticas en el sector y con su política de transparencia con la sociedad.

Este certificado de Bienestar Animal y Bioseguridad , creado este año por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc), nace con el objetivo de avalar las buenas prácticas en el sector porcino en materia de bienestar animal y bioseguridad, y su obtención es totalmente voluntaria. La compañía del sector porcino que quiera ser certificada debe someterse a una exhaustiva auditoría que contempla el cumplimiento del Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad Interporc Animal Welfare Spain (IAWS).

Este reglamento de Bienestar Animal y Bioseguridad  ha sido revisado por un comité científico independiente, por asociaciones de protección de los animales y vela por el cumplimiento de los cinco principios de bienestar animal establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): animales libres de hambre, sed y desnutrición; libres de miedos y angustias; libres de incomodidades físicas o térmicas; libres de dolor, lesiones o enfermedades; y libres para expresar las pautas propias de comportamiento.

Estos principios deben cumplirse en las ocho áreas de control establecidas en el Reglamento IAWS: alimentación, limpieza-desinfección, alojamiento, salud, comportamiento, manejo, control de las granjas y animales y control en el centro de sacrificio, y en todas las fases del proceso productivo desde la gestación y cría, engorde, transporte, sacrificio y fabricación.

23 ASPECTOS DE LA OPERATIVA DIARIA DE UNA GRANJA, A EXAMEN

El certificado tiene una vigencia de 3 años, si bien ICPOR debe someterse a una auditoría anual (auditoría de seguimiento) que garantiza el cumplimiento de los diferentes aspectos incluidos en el certificado y permite su renovación anual. Una vez finalizado el periodo de vigencia, la compañía debe someterse a una auditoría de renovación, si quiere optar a mantener el certificado.

Este control exhaustivo es extensible a las granjas. Cada una de ellas debe realizar a un programa de autocontrol mediante auditorías internas realizadas por operadores certificados basándose en el reglamento técnico del IAWS.

En la auditoría a la que se han sometido las granjas de ICPOR se han analizado 23 aspectos relacionados con la gestión y la operativa diaria de la instalación y la situación de cada uno de los animales en granja.

Entre ellos figuran el correcto estado y dimensionado de la instalación; el confort térmico y la ventilación; la iluminación y la adecuación de pasillos, las zonas de tránsito y movilidad de los animales; la condición corporal de cada animal; el suministro de agua y pienso; el control de lesiones, enfermedades y su tratamiento o el manejo de animales enfermos, entre otros. También se han analizado aspectos vinculados con la administración y gestión de ICPOR, entre los que se exige una exhaustiva trazabilidad del ganado y datos e información técnica de las instalaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here