Desde que el comisario europeo avanzara las lineas maestras por las que, en su opinión, debería caminar la reforma a de la PAC, con la cuestión del recorte de los Presupuestos y la posibilidad de una renacionalización de las ayudas, las críticas han llovido sobre él, ya que una gran mayoría considera que esta última posibilidad representaría acabar con el concepto de Política Común Agraria. Por eso, ha aprovechado su discurso en el Foro para el Futuro de la Agricultura 2018 para defenderse y dejar claro que «darle a los Estados Miembros más flexibilidad no significa una renacionalización de la PAC y no es, de ninguna manera, la forma o la forma equivale a darles un pase libre».

En este sentido, ha dejado claro que la Comisión Europea seguirá siendo «el único garante de la política y el motor de nuestro nuevo modelo de entrega. Todos los planes de los Estados miembros requerirán la aprobación de la Comisión», para dejar claro que su propuesta implica que «con mayores niveles de condicionalidad y límites claros, exigiremos a los Estados Miembros que cumplan con su parte del trato».

En su discurso, el comisario europeo quiso dejar claro que «tenemos que empezar a aplicar más sentido común a nuestra política. El enfoque de ‘talla única’ ha fallado. En cambio, con esta propuesta, los Estados tendrá el espacio para basar sus acciones en lo que funciona para ellos. Y al hacer un uso inteligente de los datos científicos existentes, podemos aliviar la carga para todos los interesados».

Por todo esto, Phil Hogan acabó su discurso preguntándose si «¿necesitamos una Política Agrícola Común?. A lo que mi respuesta sería un SÍ fuerte e inequívoco, pero trabajemos juntos para asegurarnos de que nuestra política alimentaria y agrícola europea compartida sea moderna, inteligente, sostenible y se adapte a los tiempos en que vivimos».

«Nuestros agricultores son esenciales para cumplir muchos objetivos sociales, tales como la seguridad alimentaria, así como para ayudar a cumplir los objetivos sobre el medio ambiente y el clima y ofrecer otros bienes públicos. Ningún otro grupo puede ofrecer a la sociedad de una manera comparable, y ningún marco de política puede apoyarlos, así como la PAC», terminó el comisario europeo.