ASAJA-Cádiz ha instado a la Junta a que estime sus alegaciones a la Orden de Medidas de Apoyo Urgente a la Ganadería, Agricultura y Pymes por la Covid-19, publicado el pasado 9 de octubre, en el que en dos ocasiones ha mostrado su disconformidad y ha solicitado que se equiparen las cuantías a las que pueden optar los ganaderos de vacuno de carne y ovino-caprino con respecto al resto de líneas ganaderas.

“Estas ayudas son importantes para inyectar liquidez a las explotaciones, algo que agradecemos a la Junta de Andalucía en cuanto a su convocatoria, rapidez prevista en la resolución de las mismas y de pago. Sin embargo no se entiende cómo las ayudas a los ganaderos de vacuno de carne, por ejemplo, van desde 720 €/titular a un máximo de 3.300 €/titular cuando en otras líneas de ayudas ganaderas van desde 4.400 €/titular a 7.000 €/titular, más teniendo en cuenta que las pérdidas por la Covid-19 y el cierre del canal HORECA ha perjudicado a todos los sectores ganaderos de forma muy parecida”, declara el secretario general de ASAJA-Cádiz, Luis Ramírez.

Según se recoge en la normativa, para el cálculo de estas primas se ha aplicado un proceso de modulación de las ayudas sobre el que se ha determinado un importe máximo de las mismas, algo que ya incluso en fase de borrador ASAJA-Cádiz alegó por no entender las diferencias entre unos sectores y otros y el agravio comparativo con el vacuno de carne y el ovino-caprino.

“NO ES LÓGICA ESA DISCRIMINACIÓN A UNOS SECTORES QUE HAN VISTO COMO LA COVID HA FRENADO LAS VENTAS DE FORMA ALARMANTE Y QUE AÚN NO HA TOCADO FONDO”

El secretario general de ASAJA-Cádiz, Luis Ramírez explica que “el pasado martes el BOJA publicó la modificación de la Orden de ayudas, teniendo en cuenta como se indica en el prólogo de la disposición que la crisis sanitaria y económica lejos de remitir se está agudizando. Esta modificación incrementa  las cuantías máximas de ayudas por titular para prácticamente todos los sectores, en base a la repartición de remanentes, algo que volvemos a agradecer a la Consejería de Agricultura, pero que, sin embargo; de forma sorprendente se discrimina de nuevo al vacuno de carne y al ovino-caprino”. Ramírez ha declarado que por segunda vez han presentado alegaciones, “y lo que pedimos a la Junta es que se estimen para que no haya esos distingos entre sectores que han sufrido la crisis por igual, porque son difíciles de sostener”.

“No es lógica esa discriminación a unos sectores que han visto como la Covid-19 ha frenado las ventas de forma alarmante, ha abaratado el precio de los terneros, corderos y cabritos y han sumido a los ganaderos en unas pérdidas muy elevadas, que a la fecha, y desgraciadamente, aún no han tocado fondo”. No es de recibo “en una provincia como la de Cádiz, que es eminentemente ganadera, que el sector del vacuno de carne y el ovino-caprino queden absolutamente desprotegidos con respecto a otros sectores igualmente afectados, como el vacuno de lidia o el cerdo ibérico. Lo normal es ”que el remanente llegue al tope máximo en todos los sectores (7.000 €/titular), no dejar a menos de la mitad del tope solo a dos de ellos”, abunda el secretario general de ASAJA-Cádiz.

En cualquier caso, ASAJA-Cádiz espera que, como se ha hecho en otras ocasiones,  la Consejería de Agricultura responda al sector y pueda hacer un esfuerzo para terminar subiendo el importe máximo de las ayudas para todos los sectores y equiparar las cuantías, «algo que los agricultores y ganaderos agradecerían enormemente por la difícil situación por la que están pasando».