Fermín Sánchez Navarro / Director General de GRUVENTA

El sector del limón español se enfrenta a una fuerte globalización de los mercados actualmente y, especialmente, a una fuerte competencia comercial por parte de otros países productores. La mejor arma para poder hacer frente es la CALIDAD y la SEGURIDAD ALIMENTARIA, dos herramientas que son vitales actualmente, aunque hay que reconocer que la reducción de los costes es otro factor a tener en cuenta por todos los que integramos este sector.

Además, los “actores” del negocio hortofrutícola y, particularmente, en el limón, tenemos que trabajar unidos para crear un auténtica imagen de marca, que es vital para poder avanzar en el mercado y seguir liderando la hegemonía en la comercialización de este cítrico. Para crear esta identidad propia, tenemos que tener un sector unido y trabajar conjuntamente para poner en marcha una gran campaña de promoción y comunicación, que debe tener ámbito internacional.

Pero, además de proyecta una óptima imagen del limón de España, también tenemos que seguir avanzando en distintos aspectos como son la internacionalización, la agrupación de empresas para la comercialización conjunta, aplicar políticas de I + D + i (Investigación, Desarrollo e Innovación), gestionar una eficaz RSC (Responsabilidad Social Corporativa), etcétera.

Al mismo tiempo, es importante destacar la creatividad y distinción también en el packing del producto, no olvidemos que  el consumidor  tiene la palabra final en el lineal de las tiendas, y prefiere comprar un limón en un packing, más atractivo frente a otro que  NO DICE NADA..

Tenemos un futuro muy halagüeño y próspero para el sector del limón, siempre y cuando hagamos los deberes y trabajemos convirtiéndonos en un verdadero “lobby empresarial”, que defienda los intereses de nuestro colectivo ante las distintas administraciones y, fundamentalmente, en las instituciones de la Unión Europea. Si lo hacemos bien, podemos tener un sector económico de muchísimo futuro y que siga generando valor añadido para nuestros productores, empresas  y cooperativas, pero eso sí sin olvidar que tenemos que innovar y apostar por nuevas estrategias comerciales y por los productos ecológicos o BIO, y en el caso de los cítricos, la producción ecológica está avanzando muchísimo y puede ser muy interesante.