Grupo Interóleo continúa con su crecimiento sostenido y en el décimo aniversario alcanza las 29 cooperativas y almazaras privadas gracias a la incorporación del tercer socio nuevo en cuatro meses. La SCA La Bobadilla, cuya asamblea ha ratificado la entrada en el Grupo por unanimidad, aporta una producción media de los últimos cinco años de 900.000 kilos, aunque en la pasada campaña ha alcanzado los 1,7 millones de kilos de aceite, procedente de sus cerca de 500 socios y permite que Interóleo mantenga su escalada en el posicionamiento de fuerza con el que ya cuenta dentro del sector oleícola nacional.

El presidente de Interóleo, Juan Gadeo, se muestra satisfecho con la incorporación de esta nueva cooperativa. “Un nuevo socio se suma a la empresa porque cree firmemente en la unión para vender el aceite. Nuestro principal objetivo es garantizar la mejor renta posible para nuestros socios y eso lo conseguimos gracias a que sigue habiendo cooperativas y almazaras que apuestan por el Grupo, por la profesionalización. Nuestra evolución sigue siendo segura, paso a paso, pero sin pausa, porque la SCA La Bobadilla es el tercer socio que se incorpora en cuatro meses, precisamente en un año clave para nuestro devenir, por cuanto cumplimos el décimo aniversario con la intención de dar un paso más grande hacia el futuro. Una cooperativa que, por supuesto, no será la última. Todo lo contrario, representa el anticipo de nuevas incorporaciones “, explica Juan Gadeo.

“La filosofía de empresa que hemos desarrollado en los diez años de funcionamiento es muy atractiva para las cooperativas, que ven la interesante forma de trabajar que seguimos en Interóleo, con una adopción de decisiones de forma profesional, valiente y, por supuesto, transparente. Los nuevos socios valoran sobremanera el hecho de que sigan siendo los titulares de su aceite, que tienen las mismas facilidades para entrar como para salir y, por supuesto, destacan las ventajas que tiene formar parte de un grupo con dimensión internacional para asumir la comercialización”, afirma Juan Gadeo.

El presidente de la SCA La Bobadilla, Francisco Funes, confirma que la asamblea aprobó la incorporación por unanimidad de los cerca de 500 socios que forman parte de la cooperativa. “Todos votaron a favor porque entendíamos que solos no podíamos seguir. Hemos visto muy bien entrar en Grupo Interóleo por varios motivos. El fundamental, que creemos que vender el aceite juntos es mejor. Pero también porque seguimos siendo dueños de nuestro aceite, ya que podemos envasar sin problemas. También las facilidades de entrada y de salida han supuesto un punto a favor, porque son unas condiciones muy interesantes. Y, por supuesto, la transparencia en la información y en las decisiones y la profesionalización de la gestión han sido claves en nuestra decisión”, explica Francisco Funes.

1 Comentario

  1. Al final a el campo de Andalucia y al sector del aceite de oliva no le queda otra que unirse y tener recursos suficientes para poder conmina y Rusia. Yo creo que deben combinarse varios tipos de negocio. Las grandes marcas que muevan grandes cantidades de aceite de oliva y aceitunas y otras más pequeñas y de prestigio.

    El aceite de oliva virgen extra de gran calidad no puede hacerse en cooperativas enormes, necesita un cuidado muy preciso queincluso a veces no se puede pagar. un mimo que las grandes no les interesa, pues e negocio de los grandes volúmenes les aporta más beneficio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here