Grupo Fertiberia sigue avanzando en su estrategia para impulsar la sostenibilidad y la eficiencia de todos sus procesos. Así lo prueba la reciente alianza con la compañía de tecnología Casale y con Schmidtsche Schack-ARVOS, proveedor de equipos y servicios industriales líder en el mundo, mediante la que se instalarán tres calderas de proceso de alta presión para reemplazar las unidades existentes ubicadas en su planta de amoníaco en Palos de la Frontera (Huelva), convirtiéndose, de este modo, en la primera planta de producción de amoníaco de España en introducir esta tecnología, cuyo fin es reducir la emisión de hasta 5.350 toneladas de CO2 al año.

La implantación de estas calderas, prevista para el tercer trimestre de 2022, coincidiendo con la parada general programada para los meses de septiembre y octubre, se llevará a cabo gracias a una inversión de 7 millones de euros.

El nuevo diseño de las calderas, basado en la exclusiva tecnología de doble tubo y cabezal ovalado de Schmidtsche Schack-ARVOS y desarrollado en colaboración con Casale para aplicaciones de procesos de amoniaco, aumentará la fiabilidad frente a la tecnología actualmente implementada y se instalará en un periodo de tiempo reducido al integrarse en la configuración preexistente de conductos y cimentaciones. Asimismo, las nuevas calderas están preparadas para poder operar incorporando el hidrógeno verde como parte de su alimentación en materia prima.

A este respecto, David Herrero, director Industrial de Grupo Fertiberia, ha manifestado que «esta nueva inversión en Palos de la Frontera  representa una muestra más de la ambición de nuestra compañía por posicionarnos como un referente de industria sostenible, incorporando las mejores técnicas disponibles a nivel mundial que nos ayuden a seguir avanzando en materias como la eficiencia y la transición energética, la economía circular y la digitalización. Para ello, es imprescindible estar acompañado de los mejores socios, por lo que la presencia de Casale y Schmidtsche Schack-ARVOS, dos compañías líderes en sus respectivos mercados, también refuerza la apuesta del Grupo por contribuir al desarrollo ambiental, social y económico de la provincia de Huelva».

Por su parte, James Montanaro, Area Sales Manager de Casale, ha destacado que «Casale se enorgullece de poder ayudar a una compañía tan prestigiosa como Grupo Fertiberia gracias a nuestra tecnología de vanguardia, con el objetivo de aumentar la fiabilidad de su planta de amoniaco de Palos».

En este sentido, Joerg Weidenfeller, director de I+D y Karsten Stueckrath, CEO de Schmidtsche Schack-ARVOS, han indicado que «los proyectos desafiantes y sofisticados exigen soluciones individuales y probadas. Por eso, aplicamos nuestra exclusiva tecnología de doble tubo y cabezal ovalado como la solución más avanzada y adecuada para la máxima fiabilidad de la planta».

Con esta nueva inversión, Grupo Fertiberia incide en el desarrollo de su planta de Palos de la Frontera, ya que la compañía quiere convertirla, de la mano de Iberdrola, en el mayor exponente de España en producción de hidrógeno verde, cuyo inicio está previsto para el año 2023 y para el que se prevé la creación de más de 2.000 empleos, tanto directos como indirectos, asociados a la cadena de valor entorno esta nueva fuente de energía.