El Grupo Agrotecnología ha reforzado su apuesta por el I+D, colaborando con la universidad de Granada, tras dos años de relación por parte de esta institucón y la empresa alicantina. Varios son los proyectos en los cuales Grupo Agrotecnología trabaja en conjunto con la Universidad de Granada cuyas líneas de investigación se centran en el desarrollo de sistemas novedosos de producción de microorganismos agentes del control de enfermedades y promotores del crecimiento vegetal, así como de nuevos esquemas de formulación
beneficiosos para los sistemas suelo-planta y desarrollo de nuevos productos.

Grupo Agrotecnología, como explica su director General Enrique Riquelme, “cree en la simbiosis entre las investigaciones universitarias y el sector productivo, dado que los beneficios son mutuos. Por un lado, los científicos pueden ver sus investigaciones plasmadas en productos y su comercialización, a la vez que la empresa puede ofrecer nuevas soluciones biotecnológicas sostenibles en un mercado cada vez más competitivo”.

Para las empresas es más productivo e integral colaborar junto a la comunidad científica, en lugar de encerrarse a hacer I+D en sus propios centros, argumenta Nikolay Bojkov Vassilev, Microbiólogo Industrial, y Catedrático de la Universidad de Granada; quién nos explica que este centro universitario lleva colaborando con Grupo Agrotecnología desde 2015 y que tienen abiertas diferentes líneas de investigación tanto en el campo de la protección y estimulación de cultivos, como en nuevas fórmulas beneficiosas para el suelo, con la finalidad de hacer una agricultura más ecológica y de residuo 0.

No cabe la menor duda, como explica el Catedrático Vassilev que “la ciencia ofrece a las empresas privadas nuevas tecnologías desarrolladas a nivel de laboratorio con la posibilidad de transferirlas a escala productiva, aumentando con ello la sostenibilidad de toda la cadena productiva”, de ahí, que en palabras del profesor Vassilev “los acuerdos y convenios con empresas privadas signifiquen transferencias de conocimientos y resultados a nivel práctico y para las empresas suponen un aumento de competitividad, frente a los competidores, gracias a la variante científica de sus productos”.