La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, asegura que desde Enesa se está hablando con Agroseguro para apremiarles a que en las zonas donde la situación de sequía es irreversible se hagan «bien» las peritaciones y se «paguen pronto» las indemnizaciones.

En su intervención en el programa Agropopular (Cope), la ministra abordó con el director del programa, César Lumbreras, la situación de la sequía que afecta a diferentes comunidades autónomas y apuntó que su Departamento estará «en estrecha colaboración» con Agroseguro para que se trabaje «de esta forma» en las peritaciones.

Apuntó que desde le Ministerio se es «consciente» de la situación de sequía agronómica, que a veces coincide también con la sequía hidrológica, y que por ello se convocó el pasado viernes la Comisión Permanente de Adversidades Climáticas y Medioambientales, que se reunirá periódicamente cada diez días aproximadamente para «seguir de cerca la evolución».

En el programa se recordó la reunión del grupo de trabajo de carácter técnico del pasado viernes sobre la sequía y repasó las peticiones de las organizaciones agrarias en este encuentro.

Las organizaciones agrarias reclaman ayudas directas para paliar los efectos de lasequ´ñia en toda España

Sobre ello intervino en el programa el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, quien hizo balance de una situación que definió como de «incertidumbre» y que pasará a ser «catastrófica» si sigue sin llover en mayo.

Y reclamó ayudas directas de mínimis, hasta 15.000 euros por explotación, aplazar tasas o impuestos, préstamos a interés cero para los productores y analizar por qué hay zonas en las que no funciona el seguro agrario.

El responsable de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, apuntó a Castilla y León, Castilla La Mancha y Galicia, como algunas de las zonas más afectadas por la sequía, aunque la situación es «mala» en todo el país.

Desde UPA también se reclamaron ayudas directas, pues en este momento con la crisis que sufren sectores como el ganadero o el cereal, muchas explotaciones van a dejar de ser «viables», además de temas fiscales y préstamos.