El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente no «hará trasvases» del Tajo al Segura hasta que no mejoren la situación hidrológica y los umbrales de los pantanos, según ha declarado este jueves 8 la directora general de Agua, Liana Ardiles.

La directora general del Agua ha manifestado, tras una reunión sobre la sequía con las organizaciones agrarias, que «la situación actual del trasvase Tajo-Segura está desde mayo por debajo de lo que establece la ley» (en agua almacenada).

«Hoy por hoy y hasta que esa situación no mejore, no habrá trasvases», ha remarcado Ardiles, quien ha detallado que la ley establece unos «umbrales» que se fijan cada año y que se han superado.

Los pantanos de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, están «por debajo» del umbral mínimo no trasvasable, fijado para este año en 368 hectómetros cúbicos almacenados, y hasta que no cambie el nivel «la limitación seguirá existiendo».

La directora de Agua ha explicado que en esta campaña, que comenzó el 1 de octubre de 2016, el trasvase autorizado ha sido de 20 hectómetros cúbicos al mes, antes de mayo, pero en el último mes se redujo el volumen para atender al abastecimiento. Los umbrales se revisan mes a mes y a partir de ahí se deciden los trasvases, ha añadido.

Cabe recordar que el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ya había afirmado la semana pasada que no iba a ser posible realizar otro trasvase de la cabecera del Tajo a Levante, porque no hay agua y porque muy poca llega al destino debido a las condiciones meteorológicas, lo que le hacía pensar que la posibilidad de nuevos trasvases era «un empecinamiento”.