Cuando todo el sector agrario y ganadero está buscando y pidiendo ayudas para poder hacer frente a las pérdidas provocadas por la sequia y por la heladas de este año, ahora ha amanecido este miércoles 28 con una nueva decepción. Y es que, el Gobierno acaba de publicar en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2017 la modificación del artículo 52 de la Ley de Impuestos Especiales, por la que reduce en casi un 20% la ayuda del gasóleo agrícola que hasta ahora percibían los agricultores y ganaderos que tenían derecho a la utilización de gasóleo bonificado empleados en motores de tractores y maquinaria.

Desde la asociación de los agricultores y ganaderos Asaja Alicante consideran que el Gobierno “ha actuado de forma unilateral y con nocturnidad, al publicar, de un día para otro y sin previo aviso o negociación con el sector afectado, este nuevo golpe para la fiscalidad agraria y ganadera, que reduce la devolución de la subvención del gasóleo agrícola de 78,71 euros a 63,71 por cada 1.000 litros, es decir, que los agricultores tendrán que pagar 15 euros más de lo que pagaban hasta ahora por cada 1.000 litros consumidos”.

“De forma sigilosa el Gobierno va quitando, cada vez más, las pocas ayudas que le quedan al sector agropecuario de nuestro país” critican desde la organización agraria, que insisten en pedir que se reestablezca esta subvención, “ya que supone un ahorro considerable en el día a día del trabajador del campo que pasa el día subido al tractor”, según ha señalado el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

La medida se engloba dentro la orden del Ministerio de Hacienda con las normas para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que deberán ajustarse al techo de gasto que el Gobierno va a aprobar el próximo lunes en Consejo de Ministros y que el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este miércoles 28.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here