Ganaderos melillenses han empezado a importar borregos a la ciudad autónoma para la celebración de la Pascua del Sacrificio o Aid El Kebir, que se celebrará el próximo mes, ante el temor de que una nueva huelga en el transporte impida traer los animales suficientes a Melilla para cumplir este rito.

A preguntas de los periodistas, la consejera de Política Social, Salud Pública y Bienestar Animal, Paqui Maeso, ha explicado que este año, los ganaderos están haciendo sus previsiones con antelación debido a ese posible paro.

Por el momento se desconoce cuántas cabezas de ganado podrían importar, una cifra que depende de los ganaderos, y que este año podría variar respecto a los anteriores debido a que la frontera terrestre con Marruecos está abierta y muchas familias melillenses podrían pasar al país vecino para celebrar esta festividad.

Según la Ciudad Autónoma, ya se han empezado a traer borregos y continuarán llegando en los próximos días ante el temor de que una nueva huelga en el transporte.

De momento, unos 1.200 que ya están en las instalaciones autorizadas para ello.

Asimismo, ha informado de que desde la Consejería de Salud Pública se está trabajando para el día del Aid El Kebir en la misma línea del año anterior, con una distribución similar de las carpas.

En este sentido, está prevista la instalación de once puntos en total en las zonas de Las Palmeras, Tiro Nacional, Cabrerizas (explanada de las Américas, frente a la Mezquita), Monte María Cristina y Real.

En todos esos puntos de sacrificio habrá el instrumental necesario para llevar a cabo el sacrificio que realizan los cabeza de familia, excepto los cuchillos.

Se garantiza, además, la red de agua para la continua limpieza y desinfección de las instalaciones.

Igualmente, se contará con el servicio de veterinario concertado con el Colegio Oficial de la ciudad para verificar que el cordero se encuentre en perfectas condiciones.