Una treintena de ganaderos convocados por la organización agraria UAGA se han concentrado este miércoles 3 a las puertas de las Cortes de Aragón en Zaragoza para recibir a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, con una cencerrada en protesta a la política de conservación del lobo ibérico. De forma paralela, Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia han decidido constituir un Grupo de Trabajo del lobo ibérico propio y abandonar el creado por el Ministerio

La organización agraria ha aprovechado la visita de Ribera para participar en una reunión en el Parlamento autonómico sobre el Pacto del Agua para expresar su desacuerdo con una cencerrada ante la orden del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Democrático, publicada el 20 de septiembre de 2021, que introduce al lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestre en Régimen de Protección Especial (Lespre), recurrida por Cantabria, Castilla y León, Asturias y Galicia.

En declaraciones a los medios, el secretario general de UAGA, José María Alcubierre, ha criticado la «nefasta política» que a su juicio está llevando a cabo la ministra Ribera, por legislar sin contar con el sector ni el medio rural y le ha recordado que para hacer frente a ese reto demográfico hacen falta agricultores y ganaderos que estén en el territorio.

Alcubierre ha denunciado durante la cencerrada los daños que en los cultivos están provocando la superpoblación de fauna silvestre como el conejo, jabalí o el corzo, a los que se suman los derivados de la conservación del lobo, los elevados precios de los insumos o incluso la política agraria común y es por lo que han reclamado a la ministra un pacto de diálogo con quienes pueblan el territorio y viven de la ganadería y agricultura.

«Somos conscientes de que hay muchas situaciones problemáticas» ha reconocido Alcubierre pero ha incidido en que «el descontrol» de la fauna silvestre, con entre diez y quince ataques este año en Aragón por parte del lobo, «está llevando a la desaparición de explotaciones familiares» y ha advertido que «si dejamos que campe a sus anchas va a ser muy complicado que la ganadería extensiva pueda compatibilizarse en el medio rural».

LAS CCAA CON MÁS LOBOS DAN PLATÓN AL MITECO Y CREAN SU PROPIO GRUPO DE TRABAJO SOBRE EL LOBO

Por su parte, al margende esta cencerrada de protesta, los directores generales de Medio Ambiente de las comunidades autónomas de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia han decidido constituir un grupo propio de trabajo del lobo ibérico en el Noroeste de la Península Ibérica, a la vez que han decidido abandonar el grupo de trabajo tutelado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al no estar conforme con las líneas de actuación del Ministerio, por falta de rigor, no ajustarse a la legalidad y por el desprecio a las opiniones de las comunidades que soportan el 98% de la población de lobos.

Estas cuatro comunidades autónomas tienen un bagaje demostrado de obtención de datos técnicos, científicos e institucionales y el conocimiento acumulado de más de 20 años de gestión y conservación del lobo en sus territorios, que no ha sido tenida en cuenta a la hora de establecer la prohibición de la caza del lobo.

Cabe recordar que la Audiencia Nacional ha admitido a trámite los recursos de las cuatro comunidades con más lobos por la protección especial aprobada por el Miteco.