Un ganadero pierde cien ovejas en un mes por el lobo; 13 sólo entre el lunes y martes

0
851

La ALIANZA UPA-COAG ha denunciado dos ataques consecutivos de lobos en el término municipal de San Miguel de la Rivera, en la provincia de Zamora, que ha provocado la muerte a trece ovejas. Se da la circunstancia de el ganadero ya ha sufrido numerosos ataques y en un solo mes ya ha perdido un centenar de animales.

Según la organización, el lunes 1 el ganadero Iván Garcia se encontró diez ovejas muertas y tres heridas, y este martes por la mañana ha sufrido otro ataque encontrándose otros tres animales muertos.

la alianza pide medidas contra una manada que ha tomado esta explotación como “campo de prácticas” para sus animales jóvenes

Se trata de una ‘lobada’ más de las que se vienen produciendo de forma habitual y desde hace meses en esta zona de la provincia, y especialmente en esta explotación ya muy castigada por haber sufrido durante el último mes otros tres ataques.

El número de bajas pasa ya el centenar de cabezas, con la consiguiente pérdida económica y emocional para el ganadero que ve cómo en el último mes su explotación se está viendo sometida a una presión insostenible que ha hecho que su rebaño quede reducido en más de cien ovejas, lo que pone en riesgo la viabilidad económica de la incorporación de este joven al sector.

Desde la ALIANZA UPA-COAG reclaman a la Junta de Castilla y León un control de esta manada que está asentada en la zona donde hay animales jóvenes que están aprendiendo a matar tomando como “campo de prácticas” esta explotación. Controles, como recuerda la organización, que “son posibles según el artículo 16 de la Directiva europea de Hábitat, que permite los controles de estos animales para evitar graves daños económicos en las explotaciones ganaderas”.

La ALIANZA UPA-COAG sigue reclamando responsabilidad a la Administración regional para que traslade esta especie a reservas específicas, puesto que la presión que sufren los ganaderos es insoportable y el nivel de hartazgo de los productores es muy grande. Pero si insisten en esta sinrazón de que los lobos deben estar presentes en esta zona, exigimos que asuman no sólo lo daños provocados por los lobos, sino también los gastos que la adecuación de las explotaciones a estos animales conlleva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here