Los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes recibirán ayudas para elaborar planes de emergencia ante la sequía, ha anunciado la titular de Infraestructuras y Movilidad de la Xunta, Ethel Vázquez.

Así se lo ha trasladado la conselleira al presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alfredo García, en una reunión en la que asistió también la directora de la empresa pública Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez.

Las ayudas de la Xunta serán de 15.000 euros a cada ayuntamiento con el fin de financiar el 80% del coste de elaboración del plan de emergencia, lo que puede completarse con ayudas de otras administraciones.

Estos planes ante la sequía, que son obligatorios para los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y recomendables para el resto, permitirán realizar una primera auditoría sobre el estado de las redes de abastecimiento para identificar las posibles debilidades.

Vázquez afirmó que se trata de un instrumento básico de planificación para gestionar los posibles episodios de sequía, de tal forma que se garantice el abastecimiento a la población y se fomente el empleo eficiente de los recursos hídricos.

El presidente de la Fegamp, por su parte, expuso que esta planificación pretende, por un lado, conocer con exactitud qué ayuntamientos son los más afectados en períodos de sequía pronunciada para adoptar las soluciones más convenientes, y, por otra parte, saber qué volumen de agua es el que se pierde en las redes de abastecimiento, algo que calificó como “el gran caballo de batalla”.

Creen necesarias medidas a corto, medio y largo plazo, que son las que vienen definidas en la Ley ante la sequía

La conselleira se refirió a la necesidad de que los ayuntamientos estén preparados para adaptar los sistemas de abastecimiento y poder garantizar agua en calidad y cantidad, y aludió a la voluntad de la Xunta ayudar a los municipios en este camino, llamando también a la colaboración de las diputaciones provinciales.

Vázquez aludió al anteproyecto de ley de garantías de abastecimiento, que tiene como objetivo reducir la vulnerabilidad ante los períodos de sequía y garantizar la calidad del agua.

Para ello, indicó, son necesarias medidas a corto, medio y largo plazo, que son las que vienen definidas en la Ley y que implicarán tanto a los ayuntamientos, como a Augas de Galicia y a las diputaciones provinciales.

A este respecto, dijo a la Fegamp que la Xunta decidió atender la petición de esa asociación de municipios y establecer un período de dos años para que los ayuntamientos hagan las preceptivas auditorías de las redes de abastecimiento y tengan así un período razonable para hacer las obras necesarias para arreglarlas.

En la reunión, los representantes de la Xunta y Fegamp acordaron también reanudar, a partir del próximo verano, las reuniones del denominado pacto del agua, de las que “tienen que salir los objetivos claros” para lograr mejorar el abastecimiento y el saneamiento de núcleos de población de Galicia ante la sequía, según García.

(Foto reunión: xunta.gal)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here