Representantes de las organizaciones integrantes de la “Plataforma de Defensa de la Ganadería Extensiva” se han reunido este miércoles 25 con el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, para hablar de la situación del lobo en Aragón tras los ataques registrados en la Comarca de Jacetania. Una reunión tras la que los miembros de la Plataforma han salido con Frustración y decepción, ya que la Administración “no comprende la impotencia y desamparo que sufren los ganaderos ante la presencia del lobo”.

Los ganaderos señalan que las ayudas que ofrece el Departamento de Agricultura son insuficientes y no sirven para reparar el daño y perjuicio cuando se produce un ataque. Son subvenciones enfocadas a la adopción de medidas de prevención, como la compra de mastines y la colocación de vallados electrificados. En ese sentido, la Plataforma exige ayudas económicas para los afectados reales, no para el conjunto de ganaderos de la zona de presencia del lobo.

Además, en el encuentro de este miércoles 25, la Plataforma ha solicitado al Gobierno de Aragón un compromiso firme para revertir la Orden del Ministerio para la Transición Ecológica que incluye al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE). Esta Orden amplía el estatus de protección y prohíbe la caza del lobo en todo el territorio, terminando así con la condición de especie cinegética que tenía al norte del río Duero.

Las organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias destacan que la presencia del lobo en este territorio es un factor más en los motivos que conducen a los ganaderos a abandonar la actividad. Por ese motivo, exigen a las autoridades políticas que, cuando hablen de medidas para frenar la despoblación del medio rural, tengan en cuenta este factor y tomen decisiones que favorezcan de verdad a las personas que viven y trabajan en los pueblos.

En cuanto a los ataques a rebaños de ovino producidos por perros asilvestrados, la Plataforma de Defensa de la Ganadería Extensiva ha instado al Departamento de Agricultura a buscar soluciones inmediatas que pongan fin a estos sucesos y acabe con la frustración y decepción que sufren.

Por su parte, el consejero Joaquín Olona, ha asegurado que «si es necesario dotar con más dinero la convocatoria de ayudas para los ganaderos afectados por la presencia del lobo y el oso, lo haremos”. Asimismo, haa anunciado que el Departamento intensificará las labores de identificación y seguimiento de la presencia del lobo en la Comunidad Autónoma, desde el punto de vista de la protección de la ganadería extensiva, con el objetivo de mejorar la aplicación de estas ayudas, así como garantizar su suficiencia. Del mismo modo, se ha mostrado abierto a mejorar y ampliar los ámbitos subvencionables, como incluir los seguros por cabeza de animal o pagar las medidas de autoprotección de las que hagan acopio los ganaderos, desde que se detecta la presencia del animal, hasta que incluya en las ayudas –como podría ser el caso de La Jacetania ahora-.