Asturias Ganadera

El Gobierno Central sigue obcecado en proteger al lobo a toda costa, o sea, a costa de la ganadería extensiva. Les importa un bledo esta. Es un acto irresponsable de demagogia barata que hay que desbaratar para que no sea cara para el medio rural asturiano. Demagogia porque el lobo no está en peligro en Asturias, sino que más bien es una especie abundante que hay que controlar sí o sí. Barata porque a ellos no les cuesta nada. Sabemos que los pagos no cubren ni por asomo los daños reales, así que imaginemos lo que puede ser con mayores dificultades aún para controlar la especie debido a un mayor grado de protección. Un descalabro para la ganadería extensiva, y un polvorín de posibles efectos devastadores.

En Portugal, donde la especie está protegida incluso en áreas donde no debería estarlo, el uso del veneno se extendió sin remedio, y los incendios y otras formas bárbaras de venganza contra las normativas absurdas crecieron. Esto es lo que están promoviendo desde el Ministerio esta pandilla de desorientados.

Una vez ya se significó nuestro Presidente Barbón en contra de que el lobo sea considerado en Asturias especie protegida. Bien. Esperemos que no fuera sólo para quedar airoso ante la hemeroteca. Ahora que las presiones del ecologismo fundamentalista arrecian, desde Asturias Ganadera exigimos al Sr. Barbón que suba el tono también frente al desmán que pretenden imponernos desde quién sabe dónde. Que no sea sumiso. No puede consentirlo y tiene que presionar al Gobierno Central negándose rotundamente y sin ambages a admitir una atrocidad semejante.