El presidente murciano, Fernando López Miras, ha anunciado la entrada en el gobierno regional de Francisco Jódar, como nuevo consejero de Agricultura y Agua, aunque ‘pierde’ Medio Ambiente, que pasa a la nueva cartera de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, que liderará López Miras.

El presidente ha cambiado a tres mujeres por hombres en su nuevo Gobierno, en el que ha redistribuido competencias, aunque mantiene el núcleo duro en las áreas de economía, hacienda y empleo y renueva las de agricultura, sanidad, educación, cultura y turismo. Entre los cambios destaca la lorquina Adela Martínez-Cachá, que deja Agricultura y pasa a asumir en los dos años que quedan de legislatura el área de Educación, Juventud y Deportes.

UPA le felicita por el nombramiento pero advierte de que «no habrá tiempo de adaptación»

Al poco de conocerse la noticia, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de la Región de Murcia (UPA-Murcia), trasladó a Francisco Jódar la felicitación por su nombramiento y su reconocimiento a Adela Martínez-Cachá por su trabajo y dedicación durante el tiempo que ha sido la titular de la cartera.

UPA-Murcia pone a disposición del nuevo Consejero toda su colaboración desde el primer momento, para afrontar desde la colaboración entre gobierno y sector los importantes y urgentes problemas, desafíos y retos que en estos momentos se ciernen sobre el sector agrario murciano.

“No hay tiempo que perder”,  expresó el presidente López Miras en el acto de su juramento y toma de posesión el pasado miércoles y precisamente eso mismo es lo que UPA-Murcia quiere hacer llegar a Francisco Jódar; “la grave sequía que padece la Región de Murcia, que afecta tanto al secano como al regadío, necesita de medidas y actuaciones eficaces y urgentes en las que deben participar tanto el Gobierno Regional como el Gobierno Central”, ha señalado Marcos Alarcón, Secretario General de UPA-Murcia.

Según Alarcón “Jódar no va a poder disfrutar lamentablemente de un periodo de adaptación tranquilo, ya que la sequía, la particular situación que atraviesa la comarca del Campo de Cartagena-Mar Menor, los debates ya iniciados en torno a la reforma de la PAC y otras cuestiones de especial relevancia no permiten tiempos muertos de gestión”.