Las autoridades francesas han sacrificado a un millar de visones de una granja en la que se había detectado la presencia de covid-19, el primer caso de este tipo registrado en el país, ha anunciado el Ministerio de Agricultura.

La granja donde se ha sacrificado un millar de visiones, una de las cuatro que crían visones en Francia, está situada en el departamento de Eure-et-Loire, al suroeste de París, y además del sacrificio de los animales se destruyeron todos los productos de visón almacenados en las instalaciones.

Otra granja está libre de la enfermedad y las dos restantes están en el curso de ser analizadas, señaló un comunicado de Agricultura. Añadió que se han realizado también análisis sobre los cuatro trabajadores de la granja afectada.

Los ministerios franceses de Agricultura y Sanidad lanzaron un programa de análisis de las granjas de visones después de que se encontrara coronavirus en este tipo de animales en cautividad en otros países europeos, especialmente en Dinamarca, donde se ordenó el sacrificio de casi quince millones de animales.

EL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS VETERINARIOS DE ESPAÑA CONSIDERA QUE “NO HAY QUE ALARMARSE”

El comunicado añadió que también se ha detectado coronavirus en visones de granja en Países Bajos, Suecia y Grecia, así como en casos aislados en Italia y España, además de en Estados Unidos.

En España, fuentes del Consejo General de Colegios Veterinarios de España consideran que “no hay que alarmarse” por la decisión del gobierno de Dinamarca de sacrificar a millones de visones tras la detección de una nueva cepa del virus, según declaraciones recogidas por Efe.

El Consejo de Colegios de Veterinarios pide tranquilidad a la población aunque reconoce que ”no es anormal” que este virus haya mutado, porque es habitual, aunque no se compruebe constantemente. Además, añaden, los mustélidos, en los que se incluyen los visones, así como los felinos, son especies particularmente propensas a padecerlo y contagiarlo.

Cabe recordar que el gobierno de Aragón decretó el pasado mes de julio el sacrificio obligatorio de 92.700 ejemplares en granjas de esta comunidad tras detectarse diversos casos de contagio en animales y personal de estas instalaciones.