Como parte de un esfuerzo por volver a conectar a los ciudadanos con la agricultura, desde el Gobierno francés se ha invitado a los ciudadanos a ofrecer su opinión sobre la dirección de la próxima Política Agrícola Común (PAC). Pero queda por ver en qué medida estos esfuerzos se reflejarán en las políticas. Informes EURACTIV Francia . Un debate que, sin embargo, no ha alcanzando ninguna conclusión real, ya que la mayoría de las propuestas pertenecen a los sectores ecologistas, que son los que más han participado, muchas son ajenas a la realidad del campo y no está claro que el Ejecutivo francés tenga realmente intención de aplicarlas.

Menos conocido y menos publicitado que la Consulta Ciudadana sobre el Clima, el debate público sobre agricultura plantea la pregunta esencial: ¿Qué tipo de agricultura y alimentos queremos mañana?.

Titulada «ImPACtons», la consulta ha tenido dos objetivos: permitir a los ciudadanos franceses discutir la Política Agrícola Común, o PAC, ( PAC en francés), que actualmente se está renegociando, y elaborar un «plan estratégico nacional» que será presentado a la Comisión Europea.

Después de que su lanzamiento original en febrero fuera frustrado debido a COVID-19, la consulta se relanzó en septiembre en una variedad de formas, incluida una plataforma participativa para el debate en línea y una “Asamblea de ciudadanos sobre agricultura”, así como debates organizados en varias ciudades.

Las consultas surgen de los recientes acuerdos sobre propuestas de la PAC tanto del Consejo en representación de la UE27 como del Parlamento Europeo, que allanan el camino para un diálogo tripartito entre las tres instituciones de la UE para ayudar a cerrar las negociaciones sobre la reforma de la PAC.

Según Ilaria Casillo, vicepresidenta de la Comisión Nacional de Debate Público (CNDP) y organizadora del evento, uno de esos debates recientes, celebrado en Saint-Brieuc, una ciudad del noroeste de Francia, resultó ser un gran éxito.

“ESTÁ MUY DE MODA ORGANIZAR CONVENCIONES CIUDADANAS PERO LA PREGUNTA ES: ¿QUÉ SERÁ DE LAS PROPUESTAS Y ORIENTACIONES?”

Dijo que los participantes abordaron algunos temas difíciles, como la diversidad de prácticas de cría de animales, el bienestar de los animales y la protección del medio ambiente.

Pero a pesar de ser bien recibidos, la pregunta es si los debates lograrán su objetivo de permitir que los ciudadanos influyan en la dirección de las políticas agrícolas.

Esto sigue sin estar claro, como dijo la eurodiputada conservadora del PPE Anne Sander  “Está claro que hoy está muy de moda organizar convenciones ciudadanas. Los hemos tenido sobre el clima, hoy los tenemos sobre la agricultura. […] La pregunta que surge de manera muy concreta es: ¿Qué será de las propuestas y orientaciones [que emanan de estos debates]? ” se preguntó.

Esta es una pregunta legítima, dado lo que sucedió con las propuestas de la Convención Ciudadana por el Clima: desde el inicio del nuevo año escolar, las 150 personas que participaron en la convención sobre el clima han estado criticando al gobierno por ignorarlas.

A medida que se acumulan las propuestas de los ciudadanos para el gobierno, como una moratoria sobre 5G, sanciones sobre el peso de los vehículos nuevos o impuestos a los boletos de avión, el descontento aumenta.