El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, elogió ayer al vino albariño como «embajador» y un «gallego internacional» que «no teme» compararse con otros vinos.

Núñez Feijóo participó en los actos de la LXIV Edición de la Festa do Viño Albariño que se celebra en Cambados (Pontevedra) y que reunió a miles de visitantes durante todo el fin de semana pasado, lo que la convierten en «una de las grandes tradiciones de Galicia», según ha afirmado el presidente gallego.

ALBARIÑO 1Ha destacado la figura de las damas y caballeros del Capítulo Serenísimo, del que es presidente honorífico, como «guardas privilegiados» de este caldo.

Este año han sido nombrados nuevos integrantes de este capítulo la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, el presidente de Abanca, Javier Etchevarría de la Meula, el modisto y diseñador Florentino Cacheda, el gerente de la bodega Señorío de Rubiós, Antonio Méndez Rodríguez, y el viticultor y bodeguero Natalio Figueroa Castro.

alabanzas a los galardonados en esta edición

Del mismo modo, el mandatario gallego dedicó parte de su intervención a destacar la labor de los galardonados en las categorías de Hojas de Plata: Xose Ramón Abal Varela, Amalia Enriquez Marino, Antón Fonseca, Cayetano Otero, Javier Perez Castro y Manuel Galiñanes Fernández.

Así como la destreza de los Albariñenses de Honra, la Cooperativa Eidosela de Arbo, y Viña Moraima de Barro y la continuidad de la tradición protagonizada por los Jóvenes Albariñenses; Ivan Gómez Veiga, de la bodega Tollodouro de O Rosal; Susana Pérez López de la bodega Pazo San Mauro de O Condado; y Nuria de la Torre, de la Cooperativa Vitivinícola de O Salnés.

Feijóo volvió a incidir en que la Fiesta del Albariño “ya forma parte de las grandes tradiciones de Galicia” y cuenta con un gran poder de atracción de visitantes desde hace décadas.