El mes de febrero fue en conjunto extremadamente cálido, con una temperatura media sobre España de 11,5ºC, valor que queda 3ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Es el febrero más cálido desde el comienzo de la serie en 1965, empatado con el mes de febrero de 1990, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, lo que permite que vuelva a surgir el fantasma de otra sequía este año.

Destacan especialmente los elevados valores de las temperaturas máximas que se han registrado en febrero: la media de dichas temperaturas ha sido de 17,5ºC,  alrededor de 4ºC por encima de lo normal. Supera en 0,5ºC el anterior récord de la serie de febrero, que correspondía hasta ahora a febrero de 1990.

Febrero fue muy cálido o extremadamente cálido en prácticamente todo el territorio peninsular español. En Baleares fue muy cálido, y en Canarias muy cálido o extremadamente cálido. Las temperaturas máximas diarias se situaron en promedio 3,9ºC por encima del valor normal de febrero, mientras que las mínimas diarias fueron 2,1ºC superiores a las normales resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 1,8ºC mayor que la normal del mes.

Durante todo el mes de febrero las temperaturas máximas diarias se situaron en valores por encima de los normales, registrándose valores especialmente elevados para la época del año durante los cuatro primeros días del mes y entre los días 21-25. Las temperaturas mínimas estuvieron por encima de los valores normales durante todo el mes salvo los días 19 a 21. En Canarias destacan las elevadas temperaturas, tanto máximas como mínimas, que se registraron durante el episodio de calima de los días 22 a 25, debido a una intensa irrupción de polvo sahariano con fuertes vientos de componente este.

Ha habido una precipitación media sobre España de 9 mm, valor que tan solo representa el 17% del valor normal del mes

En 35 observatorios principales de la Agencia Estatal de Meteorología la temperatura media resultó la más alta para un mes de febrero desde el comienzo de la serie. Asimismo, en 31 observatorios principales la media mensual de las temperaturas máximas diarias fue la más alta de la serie, y en 8 observatorios la media de las temperaturas mínimas diarias superó el anterior valor más alto de las series de febrero.

Febrero ha sido en su conjunto extremadamente seco, con una precipitación media sobre España de 9 mm, valor que tan solo representa el 17% del valor normal del mes, que es de 53 mm (Periodo de Referencia 1981-2010). Con la información disponible, este mes ha resultado ser el febrero más seco desde 1965, seguido de los años 1997, 2000 y 1990, todos ellos con una precipitación mensual inferior a 15 mm, lo que provoca que el fantasma de otra sequía se consolide.

Durante el mes no hubo ningún episodio destacado por intensidad o abundancia de las lluvias. Tal fue la escasez de precipitaciones, que en un 72% de los observatorios principales la precipitación acumulada del mes fue inferior a 5 mm y solo en un 16% la precipitación superó los 10 mm. El número de días de niebla, por el contrario y como consecuencia de la persistencia de las condiciones anticiclónicas, superó el valor normal en más del 60% de los observatorios, con diferencias más notables en Galicia, Guipúzcoa, Madrid y ambas mesetas, e incluso en Ceuta y Melilla.

(Nota: Los datos empleados para elaborar este avance climatológico son provisionales y están sujetos a una posterior validación, por lo que no se puee hablar de otra sequía)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here