El Gobierno de España ha valorado positivamente la decisión del Tribunal Federal de Justicia de Estados Unidos de estimar el recurso presentado por la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa) contra la resolución que imponía aranceles por valor de un 35 % a la aceituna negra de España. Asimismo, pone el acento en que tras esta decisión judicial se confirma que las ayudas de la PAC respetan los requisitos exigidos por la OMC y no generan distorsiones en el mercado. En la misma línea de mostrar su Satisfacción por la sentencia se ha mostrado UPA.

Desde el inicio del contencioso, la Administración española ha apoyado a la industria de aceituna de mesa española mediante la realización de gestiones políticas y diplomáticas, así como a través del acompañamiento y la asistencia jurídica en defensa de los intereses del sector, según señala el MAPA en una nota.

El Gobierno manifestó en todo momento su absoluta disconformidad con la resolución estadounidense que atribuye a las importaciones españolas causar daños a la industria de aceituna de mesa americana y que cuestionaba las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Sin embargo, las ayudas de la PAC respetan los requisitos exigidos por la OMC y no generan distorsiones en el mercado.

Para UPA, la justicia americana tumba los aranceles a la aceituna: “Las exportaciones son compatibles con la PAC”

Por su parte, la organización de agricultores UPA ha valorado positivamente y ha mostrado su satisfacción por la sentencia por el “apoyo rotundo al sector de la aceituna” la sentencia conocida ayer, que declara ilegales los aranceles de Trump a la aceituna de mesa española.

Una buena noticia, en opinión de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, que demuestra que los aranceles impuestos a exportaciones de alimentos son “medidas distorsionadoras injustificadas, aleatorias y caprichosas que deben retirarse”.

Los agricultores españoles, que tienen en la exportación un importante mercado para sus productos, han calificado la sentencia del tribunal americano como “muy positiva para los intereses españoles” y han instado al Gobierno español y a la Comisión Europea que redoblen sus esfuerzos para que se retiren los anunciados aranceles a otros productos como el vino o el aceite de oliva.

UPA ha reclamado que se evite “jugar con los alimentos” en todo tipo de guerra comercial, ya que son medidas que no benefician a nadie, como se ha visto en el caso del veto de Rusia a las exportaciones europeas, que dura ya más de cinco años.

Los agricultores han asegurado que es perfectamente compatible que los Gobiernos articulen ayudas para el maltrecho sector agrario, que difícilmente cubre costes de producción, con un mercado internacional en condiciones de justicia y transparencia. “El mundo constituye hoy un único mercado global, y los intentos de distorsionarlo están condenados al fracaso”, han concluido desde UPA patra resaltar su satisfacción por la sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here