La siniestralidad en el campo en ocasiones es solo una cuestión de mala suerte, aunque eso no evitar los dramas de los afectados. Un niño de dos años ha fallecido este viernes 27 en la localidad de Jain, del municipio cántabro de San Felices de Buelna, tras ser arrollado por un tractor cisterna, según ha informado la Delegación del Gobierno.

El accidente se ha producido sobre las 13.00 horas en un camino asfaltado de esa localidad, cuando el niño de dos años, que iba en una bicicleta sin pedales, acompañado por su familia, se ha adelantado unos veinte metros en la carretera y se ha metido bajo las ruedas de un tractor que venía en ese momento en dirección contraria.

Al lugar del accidente ha acudido personal sanitario del 061, que no ha podido hacer nada para evitar el fallecimiento, señala la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Según indica el 061 en Twitter, los sanitarios iniciaron labores de reanimación cardiopulmonar que no resultaron fructíferas.

El conductor del tractor y la familia del niño viven en la misma calle y ni el conductor del vehículo ni la madre del menor pudieran hacer nada por evitarlo, el pequeño se metió debajo del tractor golpeándose con una de las ruedas de la cisterna y falleciendo prácticamente en el acto.

Alertados del accidente, el médico y la enfermera que prestan servicio en el ambulatorio de San Felices de Buelna corrieron hasta el lugar, donde, junto a varios vecinos, practicaron al niño los primeros auxilios hasta la llegada de los servicios emergencia que desplazó el 061 y que únicamente pudieron certificar la muerte del niño.

Se da la circunstancia de que el conductor del tractor, que se encuentra en ‘shock’, y la familia del pequeño fallecido, devastada por tan trágico suceso, son prácticamente vecinos de puerta. «Ha sido un mazazo, la verdad. Un mazazo para toda la localidad, todo el municipio y toda Cantabria, admite el alcalde de San Felices, José Antonio González Linares, impactado por tan penosa noticia, según recoge Nacho González en eldiariomontañes.es.